Mujeres imperfectas

La operación bikini es una estafa

La operación bikini es un sedante. Porque las mujeres sedadas no son peligrosas. Porque este sistema no quiere a mujeres que se acepten y se quieran a sí mismas. No quiere mujeres cuyo fin no sea ser guapas.

Crear una inseguridad para venderte algo.
Para recetarte el milagro.
Para que pagues por la cura.

A las mujeres se las ha colmado siempre de complejos con respecto a sus físicos.
Las han educado, además, para ser vigilantes de los cuerpos del resto de mujeres.
Para compararlos con los suyos y criticarlos.

Para así enjuiciarse a ellas mismas.
De este modo han conseguido que las mujeres nunca estuvieran a gusto con los cuerpos que habitaban y que hicieran sentir mal a aquellas que sí lo estaban buscándoles defectos absurdos.

Pliegues, anchuras, poros, dobleces o arrugas.
Como si la piel tuviera que ser un muro.
Una fórmula perfecta para mantener a las mujeres hábilmente controladas.

Artículo relacionado

Ariel-la-sirenita-y-el-amor-romantico

¿Estás de coña, Ariel? ¿Para qué quieres piernas?

Sumisas. Ensimismadas en la belleza mientras los hombres se repartían el poder.
A las mujeres se les ha expropiado sistemáticamente el amor propio.
Y se ha colocado lejos de su alcance, en lo imposible, en una valla publicitaria.

La operación bikini es un sedante.
Porque las mujeres sedadas no son peligrosas.
Porque este sistema no quiere a mujeres que se acepten y se quieran a sí mismas.
No quiere mujeres cuyo fin no sea ser guapas.
Porque cuando no te importa lo que piensan de ti eres absolutamente invencible.

Las mujeres tienen que librarse de la dictadura de lo hermoso.
Tienen que rescatar su amor propio.
Porque ese es el primer amor, el primer paso para cualquier cambio.
Para incoar la revolución latente.

Artículo relacionado

Gordofobia

Gordofobia: cuando el valor de la gente se mide por sus cuerpos

Hoy las mujeres están quitándose esa venda de odio que les han impuesto por ser mujeres.
Y les dicen a sus amigas lo poderosas y bellas que son por estar vivas.
Hoy hay una familia hecha de mujeres rompiendo las cadenas de lo que ha de ser.
Empezando a ser.

No hay nada más espléndido que la existencia.
Que la sangre agolpada debajo de las uñas.
Que la posibilidad de un día nuevo.

Mientras tengas eso.
Mientras sigas aquí.
Siempre, siempre, serás bonita.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?