La voz de Roy Galán

No, las palabras no se las lleva el viento...

Antes de hablar mal a alguien piensa en ese alguien. Piensa en la familia de ese alguien. Piensa en ese alguien cuando era pequeño. Piensa en su dolor que probablemente sea parecido al tuyo.

La voz de Roy Galán es un podcast del escritor Roy Galán. Lee y escucha sus palabras.

Sé amable contigo.
No cuesta nada.
Trátate bien.
No cuesta nada.

Hazlo también con los demás.
La amabilidad es una elección.
El tipo de trato es una elección.
Y además es gratis.

Nunca sabemos qué puede estar viviendo la persona que te atiende.
A la que empujas con un hombro en la calle.
A esa a la que ni le das las gracias, a la que miras mal, a la que escupes tu ira.

Artículo relacionado

9-FRASES-APRENDER-AMAR-FOTO+TEXTO6

9 frases para aprender a amar

No sabemos por lo que está pasando nadie.
Tal vez esa persona tiene el peor día de su vida.
Quizás se le ha muerto alguien.
Quizás acaba de romper con su pareja y se quiere morir.

Quizás tu gesto es lo que le acaba de joder el día.
O el que se lo salva.

Nosotros y nosotras con nuestra actitud podemos ser la gota que colme el vaso de mucha gente.
Podemos ser una piedra más en la espalda de alguien.
O podemos ser la caricia y el afecto que otros necesitan.

Antes de hablar mal a alguien piensa en ese alguien.
Piensa en la familia de ese alguien.
Piensa en ese alguien cuando era pequeño.
Piensa en su dolor que probablemente sea parecido al tuyo.

Las palabras son artefactos que cargan realidad.
Son capaces de destruir.
Pero también de construir.
Nosotros decidimos qué queremos hacer con ellas.

Podemos seguir vomitando nuestro odio.
Sin parar.
O podemos negarnos al odio.
Podemos oponernos a él.

Artículo relacionado

no hacer daño a los demas

Por qué no hacer daño a los demás

Podemos decir que no queremos el poder que el odio nos da.
Que nos hacemos objetores de conciencia con respecto a él.
Que sabemos cuidar.
Los cuidados son una armadura contra el odio.

Decir lo siento, decir buen día, decir qué tal estás, decir gracias, decir ánimo, decir no pasa nada, no te preocupes, decir mañana será otro día, decir qué guapo, decir qué listo, decir qué bonito, decir todo lo bueno y no quedarte nada por dentro.
Eso es lo que los seres humanos podemos elegir.

Qué decir.
Y qué callarnos.
Por el bien de los demás.

El silencio es también un gesto de amor.
No decir nada.

Si no es para mejorarlo todo.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?