La voz de Roy Galán

No, no es "solo" un piropo. Es machismo.

El machismo destruye vidas todos los días. Y necesitamos urgentemente que se deje de quitar importancia a esta cuestión colectiva. Necesitamos que los hombres empiecen a ver qué han aprendido mal. Para poder cambiarlo.


La voz de Roy es un podcast del escritor Roy Galán para la revista Mente Sana. Escúchalo y compártelo.

Solo es una película.
Solo es un libro.
Solo es una “broma”.
Solo es un comentario.

Solo es un piropo.
Solo es por tu bien.
Solo es cambiarte de ropa.
Solo es que no veas a esa persona.

Solo es un toque de atención.
Solo es una torta de nada.
Solo es para que aprendas.
Solo es porque te lo mereces.

Solo me perteneces a mí.
Solo te veo yo.
Solo para mí.
Solo eres mía.

Artículo relacionado

Roy-galan-fuerte

"Es buen momento para pensar qué hacer con lo que tenemos"

Podemos quitarle importancia a todos y cada uno de los gestos machistas con los que convivimos.
Podemos decir que la ficción es solo ficción y que no construye la realidad.
Podemos decir que el humor no tiene límites.
Podemos decir que no hay nada malo en un halago a alguien que no te lo ha pedido.

Podemos decir que ella era la culpable.
Por vestirse así, por darle celos, por hacer lo que quería, por no ser una buena mujer.
Podemos decir que qué hacía ella allí.
Si tendría que estar en su casa.

Podemos minimizar las violencias que sufren las mujeres por el hecho de ser mujeres.
Podemos incluso culpar a las mujeres de recibir esa violencia.
De hecho lo hacemos.
Quitamos importancia a las violencias machistas y culpamos de ellas a las propias mujeres todo el rato.

Incluso las enfocamos a ellas para alertarlas del peligro y no ponemos el foco en los agresores.
No nos dirigimos a esos que “bromean”, que acosan, que agreden, que violan, que pegan o que matan.
Esos que no son extraterrestres sino hombres con los que compartimos existencia.
No, no es “solo” algo.
Es machismo.

Artículo relacionado

5 propuestas para mujeres feministas

5 propuestas insanas para un año feminista

El machismo destruye vidas todos los días.
Y necesitamos urgentemente que se deje de quitar importancia a esta cuestión colectiva.
Necesitamos que los hombres empiecen a ver qué han aprendido mal.
Para poder cambiarlo.

Que se lo hagan saber a sus amigos también.
Que no hagan líderes a hombres machistas.
Que censuren sus comportamientos.
Que ser machista sea lo que es: algo malo y no algo digno de ser aplaudido.

Necesitamos que el machismo no sea un orgullo identitario sino que sea una vergüenza humana.
Y eso es cosa de todos y todas.
No podemos dejarlo para después.

Porque lo que se merecen nuestros hijxs es un mundo feminista.
Un mundo en el que la libertad.
No sea algo por lo que luchar.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?