Vivir es el premio

¿Y qué si no lo lograste?

Puede ser que la vida te quite el dinero para los viajes que quieres hacer. Que te salga rana la pareja porque hay muchas, muchísimas, ranas. Puede ser que la vida sea lo contrario a lo que te contaste. ¿Y qué? No importan los sueños. Importa despertarse al día siguiente.

Puede ser que tus sueños no se cumplan.

Que aquellos anhelos nunca lleguen.

Que estos deseos se queden el pensamiento para siempre.

Puede que todo aquello que pensaste.

No se haga realidad.

Lo que siempre quisiste.

Y no fue.

Puede que lo intentes una y otra vez.

Ser actriz o madre o adelgazar o ser más ordenada o tener la pareja perfecta.

Ahorrar para conocer París.

Y puede que el papel se escape, los hijos no lleguen, que tu cuerpo no cambie, que siga el desastre en la mesa.

Que la vida te quite el dinero para los viajes.

Que te salga rana la pareja porque hay muchas, muchísimas, ranas.

Puede ser que entonces te sobrevenga la frustración.

Normal.

Artículo relacionado

ultimo dia vida

Si hoy fuera el último día de mi vida

Pero lo importante es adaptarte a la existencia.

Es evitar el sufrimiento por el hecho de que las cosas no hayan salido como esperabas.

Es escindir lo bueno de la decepción.

Porque tal vez no seas Meryl Streep pero lo que sientes en el estómago al actuar es tuyo y de nadie más.

Tal vez no haya hijo pero hay mar y qué mar.

Tal vez no haya abdominales pero hay un libro que te salva.

Tal vez la ropa esté sin doblar pero hoy es fiesta.

Tal vez no haya pareja pero ahí está tu amiga.

Lo fundamental es darte cuenta de que a pesar de todo.

Probablemente eres feliz.

Artículo relacionado

cuando-nada-parece-salir-bien-piensa-que-el-exito-es-vivir

Cuando nada parezca salir bien... ¡vive!

Aunque la vida sea lo contrario a lo que te contaste.

Sigues aquí.

Y otros ya se fueron.

Puede ser que tus sueños no se cumplan, sí.

Pero qué más dan los sueños.

Cuando despiertas.

Y puedes respirar.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?