Mujeres completas

No quieres ser madre. Porque no y punto.

Una mujer que no es madre no es menos mujer. Hasta que no dejemos de meternos una y otra vez en el centro de la libertad de las mujeres seguirá existiendo una opresión constante hacia ellas. Porque ninguna mujer debería sentirse presionada a hacer algo que no desea.

La voz de Roy es un podcast del escritor Roy Galán para la revista Mentesana. Escúchalo y compártelo.

No quieres ser madre.

Porque no y punto.

Pero todo el mundo pone en duda tu decisión.

Ya verás que cambias de opinión.

Los hijos e hijas son lo mejor del mundo.

Te vas a quedar sola cuando seas mayor.

¿No quieres formar una familia propia?

Se te va a pasar el arroz.

La maternidad es lo más maravilloso de la vida.

Artículo relacionado

celebra existir repitete todo lo bueno que eres

Celebra estar, celebra existir

A tu madre le encantaría ser abuela.

Seguro que es que no puedes, que tienes algún problema, porque es imposible que no quieras.

Egoísta.

Parece que si no quieres ser madre porque no y punto. Nadie te cree.

Porque la idea de la maternidad es un terreno público en el que cualquiera puede decirle a las mujeres qué es lo mejor para ellas.

Tratarlas con condescendencia, como si fueran demasiado jóvenes y demasiado estúpidas.

Faltarles una y otra vez al respeto.

El fin de la vida no es la maternidad.

Las mujeres no nacen para ser madres.

Nacen para vivir.

Y una mujer que no es madre no es menos mujer.

No está incompleta, ni le falta nada.

Una mujer que decide no ser madre es una mujer libre.

Que a pesar de la presión, los comentarios, las sospechas que recaen sobre ella, las miradas de lástima o de superioridad, elige lo que quiere para sí misma.

No tener descendencia.

Y eso no es egoísta.

Artículo relacionado

roy1

Digamos más veces te quiero, perdona, no puedo y ayúdame

Porque las mujeres no tienen que pensar siempre en los otros antes que en ellas.

No tienen que comprenderlo todo antes que a sí mismas.

No tienen que entregar su tiempo y su espacio a otros seres humanos.

Aunque puedan hacerlo, no tienen por qué hacerlo.

Hasta que no dejemos de meternos una y otra vez en el centro de la libertad de las mujeres.

Seguirá existiendo una opresión constante.

Porque ninguna mujer debería sentirse presionada a hacer algo que no desea.

Por el mero hecho de que piensen que si no lo hace es una mala mujer.

Pues bienvenidas todas las malas mujeres.

Que se antepusieron.

Frente a las exigencias.

De los demás.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?