Tu libertad es tuya

No se lo permitas más

No dejes que nadie cuestione qué libros lees. Con quién te acuestas y las veces que lo haces. De quién te enamoras. Tu estilo de vida.

No permitas que tomen una fotografía mental de ti.
Que te metan dentro de una idea.
Porque no eres la excusa para que el resto esté tranquilo.
No eres el quitamiedos de nadie.

No des pie a que puedan inmiscuirse en tus decisiones.
A que tengan poder sobre tu libertad.
A que sean dueños de tu espacio y de tu tiempo.

Artículo relacionado

derecho al egoismo dar y recibir

Nuestro derecho al egoísmo

Resístete a cumplir con las expectativas ajenas.
A ser previsible solo porque sea lo que los demás necesitan.
A cohibirte solo por complacer.

No les proporciones ese poder.

Porque eso es entregarles tu futuro.
Es legar todo lo que tú puedes llegar a ser.
Es claudicar en la vida.
Es perder.

Artículo relacionado

Descubramos aquello que siempre fuimos

Descubramos aquello que siempre fuimos

Delimita los limites.
Sea con la persona que quiera.
Con tus padres o tu pareja o con los desconocidos.

Porque limitar hasta dónde pueden llegar no es quererles menos.
Es quererte a ti más.

No toleres que te chantajeen en nombre del amor.
Que te haga sentir mal por no ser lo que esperan.
Porque tú no le debes nada a nadie.
No tienes una deuda con nadie.
No perteneces a nadie.

Artículo relacionado

nos-utilizaron-nos-dejaron-pero-no-han-ganado

Nos utilizaron (pero no han ganado)

Porque esta es tu vez aquí.
Tu oportunidad.
Tu existencia.
Y tus días.
Para habitarlos.
De la manera que tú quieras.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?