El rincón de Roy

Ojalá todo esto que está pasando nos devuelva algo de humanidad

Ahora que nuestros movimientos están confinados. Es cuando empezamos a darle el valor a la piel. Al contacto. Ojalá no olvidemos cuánto echamos de menos vernos de verdad. En la realidad.

Antes.
Cuando todavía podíamos tocarnos y abrazarnos.
Posponíamos todo.

Preferíamos tocar una pantalla.
Mandar un emoticono.
Preferíamos la distancia porque era más cómoda.

Ahora.
Que no podemos abrazarnos ni tocarnos.
Que sentimos esa falta y esa tristeza.
Porque no podemos acercarnos.
Tan solo escuchar la voz, ver fotos, hacer vídeollamadas.

Artículo relacionado

no-somos-eternos-roy-galan

No somos eternos

Ahora.
Que estamos tan lejos aunque estemos a dos calles.
Que no podemos dar besos a nuestras familias o parejas.
Que el espacio se ha hecho único.
Limitado.

Ahora que nuestros movimientos están confinados.
Es cuando empezamos a darle el valor a la piel.
Al contacto.

Ojalá no olvidemos cuánto echamos de menos vernos de verdad.
En la realidad.

Ojalá todo esto que está pasando nos devuelva algo de humanidad.
De empatía.
Y de respeto por el mundo.
En el que todos y todas vivimos a la misma vez.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?