El rincón de Roy

Lo que sí puedo prometerte

No puedo prometerte que nunca sentiré nada por nadie más. Porque para sentir lo único que hace falta es estar vivo. Y en este momento estamos vivos. Lo que sí puedo decirte es que no te voy a engañar. Porque lo primero que mereces es la honestidad.

No puedo prometerte ser perfecto.
Porque no lo soy.
Hay días en los que pienso que no hago bien ni el café.
Y días en los que pienso que podría ser cualquier cosa que me propusiera.

No puedo prometerte que esto será para siempre.
Porque no soy siempre la misma persona.
Porque he sido muchos.
Y sigo cambiando.

Artículo relacionado

amor

Protege lo único que no te van a poder robar: el amor

Lo que sí puedo asegurarte es que ahora te quiero.
Y eso hace que me quiera a mí.
No puedo prometerte que nunca sentiré nada por nadie más.
Porque para sentir lo único que hace falta es estar vivo.
Y en este momento estamos vivos.

Lo que sí puedo decirte es que no te voy a engañar.
Porque lo primero que mereces es la honestidad.
Porque tienes que conocer la persona que soy.
Para que puedas decidir si es la persona que quieres.
Porque no hay libertad sin verdad.

Artículo relacionado

no-somos-eternos-roy-galan

No somos eternos

No puedo prometerte que ese meteorito no acabará con la existencia.
Tampoco puedo salvarte de ti mismo.
No soy un bote salvavidas.
Pero si quieres te acompaño en este rato.

Porque a tu lado es donde quiero estar.
En el hogar de tus brazos.
Soy feliz.

No puedo prometerte una luna de miel eterna.
Porque eso es imposible.
Y si hay algo que quiero contigo.
Es lo posible.

No puedo prometerte la calma total.
Pero sí puedo decirte que nunca te haré daño conscientemente.
Y que haré lo que pueda.
Por llenar de cierta magia.
Nuestros días en común.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?