Patriarcado

La revolución empieza en la unión

A este sistema que ejerce violencia sobre las mujeres por ser mujeres no le interesa que las mujeres estén unidas. No le viene nada bien que recuerden el poder que tienen cuando conjuran juntas. Porque cuando las mujeres empiezan a desaprender todo lo falso que les han hecho creer.

Es tan sencillo olvidar quién eres.
Perderte entre la rutina, lo que los demás esperan de ti, entrar en el bucle de la envidia, el odio, la competitividad.
Es tan fácil que te enfrenten a una mujer.

Porque ella es "más" que tú.
Porque ella "puede quitarte" algo que es tuyo.
Porque "las mujeres son las peores con las mujeres".

Es tan sumamente lógico que te conviertas en enemiga de tus hermanas de mundo.
Porque eso es lo que aprendes.
Porque divide y vencerás.

Artículo relacionado

Roy-galan-fuerte

"Es buen momento para pensar qué hacer con lo que tenemos"

A este sistema que ejerce violencia sobre las mujeres por ser mujeres no le interesa que las mujeres estén unidas.
No le viene nada bien que recuerden el poder que tienen cuando conjuran juntas.
Porque cuando las mujeres empiezan a desaprender todo lo falso que les han hecho creer.

Cuando entienden a la otra.
Cuando dicen: Ey, hermana, a ti también te adiestraron para insultarme cuando muestro mi libertad.
Y en vez de tirar una piedra.
Se funden en un abrazo cósmico.

Cuando el principio que rige las vidas de las mujeres es el de la solidaridad femenina.
El patriarcado tiembla.
Cuando las mujeres dejan de odiarse a sí mismas y al resto.
El patriarcado se queda sin aliadas.

Es tan sencillo que una amiga te recuerde quién quieres ser.
Qué quieres hacer con lo que tienes.
Solo basta un gesto.
Para iniciar una revolución.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?