Bucay responde

Qué hubiera pasado si... ¿Vamos a por el tercer hijo? No me siento feliz con lo que tengo

Jorge Bucay

Cada semana Jorge y Demián Bucay dan respuesta a vuestras dudas y conflictos. Hoy hablamos de aprender del pasado, valorar qué tenemos y decidirse por otro hijo.

1 / 3

1 / 3

No estoy satisfecha: ¡quiero más!

Llevo dos años casada y me siento feliz por haber elegido a esa persona, y también feliz porque él se lleva bien con mi familia y yo con la suya. Sin embargo, no me siento bien en lo material: no poseo las cosas que estaban en mis planes antes de casarme, y dar vueltas al modo de tener más me desgasta. ¿Qué puedo hacer?
Mayra, México D. F.

  • Estimada Mayra: Deberías tener en cuenta que las cosas nunca son como hemos planeado. Por ello, te invitamos a dejar de lado los planes que tenías antes de casarte y a evaluar cuán satisfecha estás –o no– con tu vida de hoy vista como un todo.
  • Separar lo que has conseguido a nivel sentimental de lo que has logrado a nivel material es engañoso, pues es probable que hayas puesto mucha energía en tu pareja y familia, y no tanta en otros bienes.
  • Partiendo de lo que es, en lugar de lo que debería ser, podrías preguntarte si quieres algunas cosas que no tienes y cómo podrías ir hacia ellas. Pero la brújula debería ser este deseo y no tus fantasías de antaño. Intenta pensar en lo que quieres de forma definida y no solo en querer más. Querer más es un vaso sin fondo que nunca se llena.

2 / 3

Cómo dejar de darle vueltas al pasado

Últimamente estoy dando muchas vueltas al pasado, no paro de pensar en qué hubiese sucedido si hubiera hecho esto o lo otro. Estoy sobre todo obsesionado en que hace poco se casó una gran amiga y nunca le hablé de mis sentimientos hacia ella. Todo ello hace que me vaya estancando en muchos aspectos de mi vida, además de sentirme cobarde e inseguro. ¿Cómo podría superarlo?
David, Madrid

  • Estimado David; si el pasado retorna a nuestra conciencia es, muchas veces, porque contiene un mensaje que es necesario que escuchemos hoy, aquí, en el presente; es decir, hay algo que debemos aprender de ese pasado.
  • En tu caso, nos da la impresión de que lo que todavía debes aprender es a no desaprovechar oportunidades por temor. Creemos que más que preguntarte qué hubiera ocurrido si le hubieses dicho a tu amiga lo que sentías, el aprendizaje más importante es el precio que puede tener la cobardía. Así, la próxima vez que te encuentres en una situación en la que dudes entre atreverte o no, sabrás que lo mejor será hacerlo.
  • El coraje de expresar lo que piensas y sientes puede ser para ti una buena manera de salir del estancamiento en el que te sientes.

3 / 3

¿Debemos tener otro hijo?

Tengo 42 años, soy madre de dos niños de 8 y 6 años y estoy pensando en tener otro hijo, pero me embarga el miedo por si no será mucha responsabilidad, porque el futuro no es bueno, por si soy mayor... En fin, todo son obstáculos para el sí, pero me cuesta renunciar a ser madre de nuevo. Mi marido dice que hagamos lo que yo quiera. El tiempo corre en mi contra y no sé cómo salir de este dilema. ¿Me podéis aconsejar?
Elisa, Bilbao

  • Querida Elisa: Muchas veces intentamos seguir adelante con nuestros proyectos desoyendo nuestros miedos. Nos decimos “Todo saldrá bien” y nos convencemos de que podemos continuar fuera del alcance de cualquier peligro. Sin embargo, hay ocasiones en que nuestros miedos son sensatos; son una alarma de algo que debemos tener en cuenta a la hora de decidir.
  • Este nos parece que es tu caso, puesto que los temores que planteas están bien fundados: sí, un nuevo hijo es una gran responsabilidad; sí, el mundo en el que les tocará vivir es bastante incierto; y, sí, aun cuando la medicina ha avanzado mucho, tu edad es un factor a tener en cuenta.
  • Por eso creemos que, para decidir, debes preguntarte si deseas ser madre en una situación que incluye estas cuestiones, no como posibilidad sino como condición. Si, tras aceptar que todos estos factores van a darse en tu caso, el deseo de tener otro hijo pesa más que los condicionantes, expón la decisión a tu pareja y familia, y asegúrate de que comprenden el esfuerzo que va a suponer. Te deseamos toda la suerte.

Envíanos tu consulta a [email protected] y la trataremos en los próximos consultorios.

Artículo relacionado

Dudas sobre estudios universitarios

Elegir carrera, decidir sobre el cuidado de los padres y orientar a los hijos

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?