Bucay responde

¿Será que ahora me gustan las mujeres? Cuando los recuerdos duelen mucho ¿Protejo demasiado a mi hijo?

Jorge y Demián Bucay

Cada semana Jorge y Demián Bucay dan respuesta a vuestras dudas y conflictos. Hoy hablamos de si protegemos demasiado a los hijos, de cómo interpretar el deseo hacia alguien de nuestro mismo sexo y, también, de superar los recuerdos dolorosos de un ser querido

1 / 3
Me-he-enamorado de mi-amiga

1 / 3

Siento atracción hacia mi amiga

Estoy enamorada de mi marido, pero desde hace unos meses me siento atraída hacia una amiga. A veces estamos hablando y me encuentro pensando en cómo serán sus besos. He llegado a plantearme si me gustaría tener sexo con ella yla respuesta es no. No sé qué me pasa. Abigail (e-mail)

Querida Abigail:

  • Sería interesante que te preguntases qué es lo que te atrae de tu amiga. Es probable que descubras que es algo que quieres para ti: algo que tú quisieras tener, un modo de ser, una actitud que te gustaría mantener.
  • Por eso, todo esto nada tiene que ver con cuánto ames a tu marido.

Pregúntate: ¿Qué parte de eso quiero para mí? ¿cómo puedo moverme hacia allí? 

  • Si la fantasía toma un tono sensual (te preguntas cómo serán sus besos), es posible que aquello en lo que te gustaría parecerte a ella tenga relación con la forma en que la percibes respecto a la sensualidad y, eventualmente, la sexualidad.

Las fantasías, como siempre, lejos de ser algo que deba reprimirse son algo por explorar porque nos hablan de nuestros anhelos.

proteger-demasiado-hijos

2 / 3

¿Protejo demasiado a mi hijo?

Soy muy protectora y me preocupa que eso impida a mi hijo desarrollarse como persona. Mi mayor tortura llega cuando va de excursión con e lcolegio: el miedo me paraliza y a veces incluso no dejo que vaya.
Elisa (e-mail)

Querida Elisa:

  • Sería importante que encontraras otros modos de lidiar con tus miedos que no sean impedir a tu hijo realizar actividades que le agradan.
  • Te enfrentas a una de las tareas más difíciles que tenemos los padres:

Aceptar que no podemos proteger a nuestros hijos de todos los peligros del mundo. Es así. Por duro que parezca.

  • Los hemos traído a este mundo con la expectativa de que sean felices y nada malo les ocurra. Pero eso es imposible. Tarde o temprano se golpearán, alguien los rechazará, no conseguirán algo que anhelaban, se sentirán tristes...

Nuestra función como padres, entonces, no será evitar que estas cosas sucedan (les impediríamos vivir), sino acompañarlos.

  • Si logras cambiar la frase “lo protegeré de todo” por “lo acompañaré pase lo que pase”, quizá puedas comenzar a vivir tu maternidad de un modo más tranquilo.
Recuerdos bloqueados

3 / 3

Elaborar los recuerdos

Cuidé a mi padre en sus dos últimos meses de vida y, dos años después, todavía me vienen imágenes de cuando él sufría y lo pasaba mal. Suelo cambiar de tarea para no recordarlo, pero no sé si hago bien.
Rocío (e-mail)

Estimada Rocío:

  • Cambiar de tarea posiblemente funciona en ese momento, pues calma tu angustia, pero impide que se elaboren los recuerdos.

Es como volver cada vez al punto cero.

  • Te proponemos que “asignes” a esos recuerdos un tiempo y un lugar determinados previamente.
  • Podrías, por ejemplo, comprar un cuaderno y dedicar, digamos, media hora cada día a escribir sobre tus recuerdos y tus reflexiones sobre lo que le ocurrió a tu padre y cómo lo viviste tú.
  • Quizá también puedas incluir si os quedó algún tema pendiente y hasta imaginar las conversaciones que tendrías.
  • Es posible que el momento de escribir sea algo doloroso, pero debes pensar que, en todo caso, ese es un dolor que ya está en ti.

Puedes enviarnos tu consulta a mentesana@rba.es y la trataremos en los próximos consultorios.

Artículo relacionado

pareja-felicidad

Mi madre no se deja ayudar. ¿Cómo tener una pareja estable? Dudas sobre la donación de óvulos

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?