Puedes hacerlo tú

10 acciones eficaces contra la emergencia climática

Claudina Navarro

Los expertos de la ONU han identificado las 10 acciones que cada uno de nosotros puede tomar y con ellas contribuir a luchar contra las consecuencias del cambio climático.

Si algo quedó claro en la reciente Cumbre del Clima celebrada en Madrid (COP25) es que no podemos esperar a que los gobiernos tomen las medidas necesarias para evitar a tiempo las peores consecuencias del cambio climático.

Organizaciones ecologistas y expertos coinciden en que es necesario que la ciudadanía se ponga en marcha. Además es una manera de mostrar a los gobiernos que estamos disupuestos a realizar cambios. Porque es cierto que los gobiernos no lo pueden todo: no pueden modificar nuestras aspiraciones ni meterse en nuestra casa.

Los científicos que asesoran a la Organización de las Naciones Unidas han identificado 10 acciones fundamentales contra la emergencia climática que puedes adoptar en tu vida diaria. Cada uno de nosotros debiéramos comprometernos, sino con todas ellas, al menos con unas cuantas.

Estos expertos nos proponen que las valoremos y que difundamos nuestro compromiso a través de nuestras redes sociales con los hashtags #MeComprometo y #ActúaAhora.

10 consejos para evitar el cambio climático #MeComprometo #ActúaAhora

1 / 10
1. Reducir el uso del automóvil particular

1 / 10

Reducir el uso del automóvil particular

Los medios de transporte se encuentran entre los principales contribuyentes directos al cambio climático por sus emisiones de gases con efecto invernadero.

Los transportes consumen el 64% del petróleo, lo que representa el 27% de todo el uso de energía y el 23% de las emisiones de CO2 relacionadas con la energía en el planeta.

Los principales contribuyentes a estas cifras son los coches particulares. Por tanto, cada vez que renuncias al coche y vas andando, en bicicleta o transporte público, estás ayudando a mitigar el cambio climático.

Por otra parte, ten en cuenta que los viajes en avión son los que salen más caros ambientalmente. Evítalos siempre que puedas, considéralos una necesidad o un lujo solo para ocasiones muy especiales.

3

2 / 10

Comprar productos locales y de temporada

Saben mejor y son más sostenibles que los alimentos que proceden de lugares lejanos.

De esta manera ayudamos a los agricultores y distribuidores locales y no favorecemos la importación de alimentos desde lugares lejanos que deben ser transportados en camiones, barcos y aviones.

5

3 / 10

Llevar tu propia bolsa

Cada año se utilizan hasta 500.000 millones de bolsas de plástico de un solo uso. Estas bolsas son una amenaza para el medio ambiente, especialmente para los océanos. Los animales las comen y se enredan en ellas, o sufren los efectos de los aditivos tóxicos que se utilizan en su fabricación.

Incluso cuando ya no las ves, cuando se han convertido en microplásticos, siguen siendo un problema grave.

Si quieres llevar tu compromiso un poco más allá, no solo debes llevar tu propia bolsa cuando vayas de compras. Lo mejor es que evites el plástico todo lo que puedas: no compres bebidas ni alimentos envasados en plástico, ni juguetes innecesarios de este material, por ejemplo.

rellenar y reutilizar

4 / 10

Rellenar y reutilizar

Evita todos esos envases de plástico que sabes que van a acabar en la basura y de ahí, en un vertedero, en el mar o en una planta incineradora contaminante.

En lugar de llevar tu botella de plástico con agua, puedes llevar una de acero o de cristal, rellenable y co un bonito diseño.

En lugar de pedir un café para llevar en un vasito, puedes llevar tu taza termo de metal o de cristal y pedir en tu cafetería preferida que te la rellenen.

En lugar de llevarte la comida en un táper de plástico de usar y tirar, ves con tu propia fiambrera.

8

5 / 10

Desenchufar aparatos

Sin duda, la industria consume mucha energía, pero desde los hogares gastamos el 30% de la energía mundial.

Piensa que cuanta menos energía se utilice, menos se necesitará producir y estará menos justificado recurrir a plantas de carbón, atómicas o incineradoras.

Además de consumir la menor cantidad de energía posible, puedes elegir suministradores que te aseguren que su origen es renovable.

Por tanto, acuérdate de desenchufar completamente todos los aparatos porque cuando se quedan en stand-by también están consumiendo.

 

6

6 / 10

Apagar las luces

Nuestros padres nos lo han repetido un millón de veces o más, pero muchos continúan haciéndolo: salen de una habitación y dejan las luces encendidas.

Algunos dicen que lo hacen porque van a volver pronto y al volverlas a encender gastarán más energía que si las hubieran dejado encendidas. Esto no es cierto: si apagas la luz por unos segundos y vuelves a encenderla vas a ahorrar más que si la hubieras dejado encendida, y no importa el tipo de bombilla.

reciclar

7 / 10

Reciclar todo lo que se pueda

Reciclar papel, plástico, cristal y aluminio sirve para ahorrar energía y también recursos naturales. Esta es otra manera de no contribuir al calentamiento del planeta.

9. Ir a la moda eológica

8 / 10

Ir a la moda ecológica

La industria de la moda gasta enormes cantidades de agua, si tenemos en cuenta deesde el cultivo del algodón hasta que se vende la comiseta o el pantalón en una tienda.

Se necesitan 10.000 litros de agua para fabricar un pantalón vaquero. Esta cantidad es la bebe una persona en 10 años. Cuando te encuentres con una prenda que te parece barata, piensa que al planeta le sale muy cara.

La alternativa es la moda confeccionada con fibras naturales sostenibles como el lino o el cáñamo y la ropa reciclada.

Podrás distinguir la ropa de producción ecológica gracias a las certificaciones GOTS y Made in Green.

carne

9 / 10

Comer menos carne

Las granjas ganaderas y la industria de los productos cárnicos producen más emisiones de gases con efecto invernadero que las petroleras más grandes del mundo juntas.

Además, la producción de carne contamina y agota el agua disponible y es la principal amenaza para las selvas tropicales y los bosques.

Puedes empezar por reducir las raciones de carne y pescado que consumes o prescindir de estos alimentos durante un día a la semana.

Recuerda que la carne y el pescado no son alimentos imprescindibles y que la dieta vegetal, basada en alimentos enteros y frescos, con suplementación de vitamina B12 es saludable y sostenible.

10

10 / 10

Tomar duchas breves

El 40 por ciento de las personas no disfruta de un abastecimiento suficiente de agua, pero incluso en los países desarrollados sin este problema el agua es un recurso cada vez más caro. En España, depurar un metro cúbico de agua cuesta casi un euro.

Acuérdate de estas cifras y del problema del agua cuando te vayas a tomar una ducha. Hazla lo más breve posible, con 5 minutos es más que suficiente.

Recuerda que puedes compartir estos consejos en tus redes sociales con las etiquetas #MeComprometo y #ActúaAhora.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?