Moda vegana

BeFlamboyant, las sneaker sostenibles, unisex y veganas diseñadas en Galicia

Paula González

Una pareja de jóvenes consigue lanzar una nueva marca de zapatillas respetuosas con los animales y confeccionadas con materiales reciclados o reciclables.

El flamboyant es uno de los árboles más coloridos del mundo. Tatiana González y Jorge López lo descubrieron en La Habana y pensaron que su nombre e imagen en forma de logo era ideal para transmitir el mensaje de la nueva marca de zapatillas "con conciencia" que tenían entre manos: BeFlamboyant.

Flamboyant también significa extravagante y vistoso, como la colección de zapatillas deportivas que esta pareja residente en Pontevedra ha creado para los jóvenes de todo el mundo. Son de color blanco con aplicaciones de diferentes tonos que combinan con cualquier cosa que lleves puesta.

El proyecto ha sido posible gracias a una campaña de micromecenazgo en la plataforma Kickstarter en la que todavía puedes participar. Ya han cumplido su objetivo de conseguir los 18.000 euros iniciales, han superado los 50.000 y todavía queda un día para aprovechar las ventajas del apoyo inicial (termina mañana, 17 de julio).

Los patrocinadores (ya son más de 500) consiguen un descuento de 30 euros en sus zapatillas que vienen en una original bolsa de yute. Además se llevan un regalo y la satisfacción de que se plante un árbol en su nombre en zonas de California afectadas por incendios (ya se han plantado más de 600).

Para chicas y chicos, con valores veganos y ambientales

Tatiana y Jorge, de 28 y 29 años de edad, concibieron la idea a partir de su experiencia como consumidores. Les encanta ir juntos a comprar y están cansados de tener que separarse para comprar prendas de hombres o mujeres.

Pensaron en diseñar unas zapatillas para cualquier persona, con diferentes combinaciones de colores, "para que cada uno se identifique con la que más le guste y la lleve sin complejos”.

Pero sus zapatillas no podían provocar el impacto ambiental de otras marcas. Preocupados por el planeta, para ellos fue un trauma descubrir la enorme huella ecológica del calzado y la cantidad de animales que mueren para satisfacer las tendencias de moda.

Por eso tuvieron claro que su colección debía estar de acuerdo con los valores de su generación, cada vez más consciente y respetuosa con el entorno.

El proceso de creación de las zapatillas está cuidado al detalle. Desde el diseño hasta los materiales, pasando por la fabricación, realizada a mano en Felgueiras, en el norte de Portugal, con proveedores que garantizan el bienestar de sus trabajadores. También el empaquetado zero waste con una bonita bolsa de yute reciclable y reutilizable.

Los materiales utilizados en su confección son algodón reciclado, poliuretano reciclado y goma reciclable. El proceso de fabricación cuenta con la aprobación de la asociación PETA y de la Unión Vegetariana Europea.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?