COP 25

Qué es la salud planetaria y cómo nos beneficiará

Ana Montes

Josep M. Antó –director de ISGlobal– aportó en la COP 25 una mirada inteligente sobre la necesidad de conciliar los límites planetarios para crear armonía entre la salud de la Tierra y de la raza humana. Debemos caminar hacia una salud planetaria.

“La salud de los hombres y del planeta deben ir de la mano para garantizar nuestro bienestar y sostenibilidad”. Es la visión que Josep M. Antó, director de ISGlobal, aportó en la Cumbre del Cambio Climático, la COP 25. Es una mirada inteligente sobre la necesidad de conciliar los límites planetarios para crear armonía entre la salud de la Tierra y de la raza humana.

Esta visión, más holística e integradora, podría aplicare en Medicina, Política, Economía y Sociedad para hacer frente al Cambio Climático. Una intervención rápida en el sentido de integrar salud y planeta en un nuevo concepto de “salud planetaria”, podría evitar eventos que nos conduzcan a un punto de no retorno cambiando súbitamente el curso de nuestra existencia.

Artículo relacionado

cop25-madrid

2019: el año del despertar climático

¿Por qué caminar hacia una salud planetaria?

El profesor Andy Haines, miembro de la Alianza para la Salud Planetaria, es epidemiólogo, académico y profesor de la London School. Su investigación se basa en políticas con bajas emisiones de carbono.

En su opinión, estamos sufriendo por algunos de nuestros límites planetarios como el Cambio Climático, y eso está afectando a la salud humana. Y es que no debemos olvidar los riesgos para la salud humana de no cuidar el planeta:

  • Estamos perdiendo biodiversidad biológica, lo cual influye en la pérdida de ecosistemas que producen plantas medicinales.
  • El cambio climático influye en la disponibilidad de agua potable y las emisiones de CO2 que acidifican los océanos.

La desertificación impactará en la calidad y cantidad de agua que tendremos disponibles.

  • Aumentarán las enfermedades infecciosas, las trasmitidas por animales a humanos y por vectores como el Lyme, las relacionadas con el calor o los alérgenos.
  • También habrá migraciones forzadas, altercados civiles, impactos en la salud mental o empobrecimiento de las personas por la falta de alimentos y de trabajo.
  • Unos 1.000 millones de personas van a estar expuestas a un calor tan extremo que les resultará peligroso trabajar en los meses más cálidos.

Artículo relacionado

Ola de calor

Las olas de calor serán cada vez más intensas, más largas y más frecuentes

¿Qué hacer para integrar el cuidado del planeta en la salud?

Lo advierten ya los informes del panel de científicos del Cambio Climático (IPCC) de la ONU y Josep M. Antó pidió no desoír este punto: “Tenemos que incluir urgentemente la salud del planeta en la Agenda política y hacer que los sistemas sanitarios estén a la vanguardia del Cambio Climático ya que no lo están”, se lamentó. Abordar esto va suponer retos muy grandes:

  • Fomentar una dieta planetaria

Una dieta flexiteriana, con más verduras, frutas, nueces, granos y semillas reducirá los desperdicios a la mitad. A la vez, evitaría la muerte de entre 10 y 11 millones de personas, unos por falta de alimentos y otros por exceso.

Tanto el informe GEO 6 de la ONU y como el informe “Alimentación en el Antropoceno“ de EAT-Lancet nos piden pasar a la acción para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Acuerdo de París. El objetivo es que una dieta planetaria alimente a una población mundial de 10.000 millones de personas para evitar muertes prematuras y otros problemas en torno al 2050.

Artículo relacionado

Cambio-climatico-salud

¿Está relacionado el cambio climático con la salud?

No tener en cuenta los límites humanos y del planeta puede avocarnos a un aumento de las enfermedades y graves problemas. Médicos como los de atención primaria de la SEMfyc resultan imprescindibles para educar al paciente.

  • Reducir la emisión de CO2 en los hospitales

Nuestros sistemas sanitarios producen entre el 5-10% de CO2 del mundo. Los hospitales tienen que tener liderazgo siendo sostenibles y siendo buenos para la salud y el planeta. Y hay que hacer un gran esfuerzo en estrategias de mitigación y adaptación ante los efectos extremos como las olas de calor sobre todo en los próximos 50 y 100 años.

Por eso en ISGlobal, la Salud Planetaria forma parte de las investigaciones con otras instituciones como la Universidad Pompeu Fabra. “La Salud Planetaria debe ser un nuevo campo de investigación que puede aplicarse a todas las políticas cuando legislemos y cuando investiguemos”, propuso Antó.

  • Aplicar políticas valientes que reduzcan los efectos adversos

Es importante conocer si las políticas que aplicamos son las más adecuadas y si producen efectos adversos. “Lo que falta para pasar a la acción es mayor voluntad política y una nueva generación de políticos valientes”, espetó Cristina Narbona, ex Secretaria de Estado de Medioambiente hace 26 años.

La política ha concedido a las empresas más espacio del que les corresponde, según expuso Narbona: “El poder de las grandes multinacionales ha provocado un modelo económico letal para la salud del planeta y de las personas”.

Artículo relacionado

Greta Thunberg Clima Cumbre

Thunberg a los gobiernos: "El cambio viene, os guste o no"

La ex Secretaria de Estado de Medioambiente considera que actualmente se piensa en el PIB para crear más empleo y más crecimiento, pero no se piensa que los problemas ambientales se deben resolver antes adoptando el Principio de Precaución, como dicta la Agenda del G30 o los Límites Planetarios.

Por eso es conveniente trazar ya una hoja de ruta para cumplir con la descarbonización y otras medidas desde el 2030 en adelante. “Los ciudadanos deben presionar a los políticos con información veraz porque ¡tenemos las evidencias científicas de que hemos sobrepasado los límites planetarios”, concluyó.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?