Santiago santiveri

Salud natural

"¡Cuídese y ayude a otros a cuidarse!"

Entrevistamos a Santiago Santiveri, que a sus 101 años nos desveló los secretos de salud que permiten llegar a una edad muy avanzada y con energía.

Josan Ruiz

Santiago Santiveri me recibió en la fábrica de la empresa que su padre fundó en 1885, pionera en acercar al gran público los alimentos dietéticos. Todavía acudía a ella a menudo conduciendo su automóvil.

Charlaba con lucidez sobre todo tipo de temas, y a sus 101 años seguía sin sentirse viejo.

El secreto de salud de Santiago Santiveri: comer y descomer bien

–¿Su padre conoció a Kneipp?
–Sí, y se curó gracias a él. Tenía principio de tuberculosis. Lo habían desahuciado, pero no se resignaba, así que fue a Bad Wörishofen, en Baviera.

Se hizo amigo de Kneipp, pasó allí seis meses, aprendiendo de él, recuperándose con dieta vegetariana y baños a pelo en el Danubio, de noche, en invierno. De vuelta visitó a sus médicos para que vieran que estaba curado o, como a él le gustaba decir, naturado: curado por la naturaleza, sin medicinas.

–Usted sin embargo estudió farmacia.
–Pero nunca ejercí de farmacéutico, ni sé cómo sabe la aspirina. Nunca me ha dolido la cabeza.

El motivo es que mi padre empezó a importar plantas y productos dietéticos de Alemania y a fabricar otros aquí. Al principio los vendía en su camisería de la calle del Call. Para eso le exigían tener un farmacéutico.

–¿El primer éxito de Santiveri?
–La malta. Se tostaba de forma artesanal en la primera fábrica de la empresa, en Casa Antúnez. Vivíamos allí para que mi hermano, que tenía mal de Pott, pudiera tomar sus baños de mar.

El mar, la medicina del futuro

Investigaciones científicas

El mar, la medicina del futuro

–¿Les afectó mucho la Guerra Civil?
–Sí. Nos expropiaron la fábrica, los coches, el camión... Mi padre murió. Pero como expropiados, pudimos participar en un sorteo y nos tocó un camión que iba con carbón de encina.

Me pasé diez años haciendo de transportista, día y noche. Así pasamos la posguerra.

–¿Su infancia fue vegetariana?
–Nací vegetariano y en casa siempre recurrimos a la medicina naturista.

–¿A qué atribuye su buena salud?
–A comer y a descomer bien. Tan importante es tomar alimentos que no sobrecarguen el sistema digestivo como eliminarlos al menos una vez al día.

–¿Cómo es un día de su vida hoy?
–Me levanto, me ducho con agua templada y acabo con fría para provocar la reacción del cuerpo. Luego, un poco de gimnasia.

Lo primero que tomo es un vaso con el jugo de un limón, agua y dos cucharadas de "Vigor Total", un suplemento ideado por el naturópata Gayelord Hauser, que atendía a actores de Hollywood. Tiene germen de trigo, levadura de cerveza, polen, lecitina y algas.

A eso le sigue fruta del tiempo y leche con malta. Soy feliz con una buena ensalada o un plato de verdura.

–¿Y qué más le hace feliz?
–Viajar y caminar en plena naturaleza. Me encanta andar por un sendero: todo lo que te rodea rebosa vida. No es como ir en coche por una autopista.

Santiago Santiveri era presidente honorífico de Santiveri. Cumplió 101 años en febrero del 2014. Licenciado en Farmacia. Llegó a ser campeón de Cataluña de fútbol amateur jugando en el Santiveri F.C.

Santiago Santiveri Margarit falleció el 20 de Julio de 2014. Esta entrevista fue realizada unos meses antes.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?