Bancos éticos por el bienestar común

Consumo responsable

Banca ética: dinero para un mundo mejor

La banca ética garantiza la inversión sostenible de tus ahorros, para que el dinero se convierta en un "agente de cambio" social, económico y ambiental.

Brenda Chávez

Nadie duda de que la banca desarrolla una labor imprescindible ni de que el dinero es un gran posibilitador que permite construir una realidad positiva o negativa según en qué se invierta.

Por eso, cada vez más ciudadanos se preocupan de que su capital se alinee con sus valores y un estilo de vida respetuoso, e ingresan su dinero en las alternativas éticas existentes, muy atractivas para muchos por su particular misión.

Vive la nueva moda consciente

Ética y sostenible

Vive la nueva moda consciente

La banca ética invierte por el bien común

En España existen dos entidades éticas con estatus bancario: Triodos Bank, que opera desde 2004, con más de 240.000 clientes (1.870 millones de euros), y Fiare, que lo hace desde 2005, con 2.184 clientes (2,5 millones de euros).

En ambas entidades, el dinero no se destina a actividades especulativas o nocivas.

La banca ética opera solo en la economía real y promueve el desarrollo sostenible, explica Mikel García-Prieto, director general de Triodos Bank España: "Nosotros financiamos a empresas, instituciones, proyectos y actividades en ámbitos ambientales, sociales y culturales que repercuten directamente en el bienestar de las personas y del medio ambiente".

"Entidades de energías renovables, construcción sostenible, agricultura ecológica, atención a personas con discapacidad, en riesgo de exclusión social, para mayores, en educación, industria cultural… Y concedemos hipotecas sostenibles que mejoran el tipo de interés a las viviendas con mejor calificación energética. Somos 100% transparentes y se puede conocer cada proyecto en la web".

"Cuando analizamos las solicitudes –prosigue García-Prieto–, vemos si la actividad cumple unos criterios que permiten saber si los productos, servicios o procesos de los solicitantes de financiación ponen en riesgo la sostenibilidad del planeta y el bienestar social. Además valoramos la experiencia, las personas que lo llevan a cabo y su viabilidad".

Algo parecido señala Peru Sasia, consejero de Banca Popolare Etica-Fiare, de tipo cooperativo, y presidente de la Federación Europea de Bancos Éticos y Alternativos (FEBEA). "Damos crédito a personas que orientan su actividad hacia el desarrollo sostenible humano, social, ambiental y económico".

"Nuestros ámbitos de financiación son: el bienestar social, la eficiencia energética, las renovables, el medio ambiente (gestión de residuos, reciclaje…), la producción y comercialización de productos ecológicos, la cooperación internacional, la animación sociocultural, el comercio justo o solidario, y las empresas sociales y responsables".

Algunos sectores están excluidos

Sasia afirma que no sostienen proyectos que obstaculicen el desarrollo humano o que contribuyan a violar los derechos de las personas, ni proyectos de producción y comercialización armamentística, con impacto negativo ambiental, fuentes energéticas o tecnologías peligrosas, explotación laboral infantil o mercantilización del sexo.

Tampoco invierten en juegos de azar, de investigación científica en sujetos no tutelados o animales; de cría intensiva sin criterios de certificación ecológica; que excluyan minorías o categorías de población, o relacionados con regímenes que no observen los derechos humanos.

Por su parte, Triodos excluye de sus inversiones a la industria peletera, las apuestas, las energías fósiles y nuclear, las sustancias peligrosas para la naturaleza, la pornografía, el tabaco, las armas, la agricultura intensiva.

No colaboran con las empresas o entes acusados de corrupción, que infringen la ley, los códigos de conducta o las convenciones; que operan en regímenes dictatoriales, que violan los derechos fundamentales, que experimentan con animales o practican la ingeniería genética.

Los consumidores que optan por estas entidades hacen llegar su dinero "a quienes desean hacer un uso responsable de él", como dice García-Prieto, de Triodos.

Para ello, en esta entidad solo hay que llamar por teléfono para informarse o cumplimentar un formulario para recibir información. También es posible hacerlo descargando en la web el impreso de contratación del producto o acudiendo a alguna de las 21 oficinas que tiene Triodos en España. servicios y productos.

La oferta para particulares y empresas de Triodos abarca desde cuentas de ahorro, depósitos y cuentas corrientes hasta tarjetas de débito y crédito, TPV, gestión de cobros o pagos, productos de financiación para organizaciones con impacto social, hipotecas verdes y planes de pensiones sostenibles.

Banca ética: transparencia esencial y radical

"Es muy fácil cambiar a la banca ética –corrobora Sasia–. Fiare trabaja desde los valores de la economía solidaria y ofrece los servicios básicos de cualquier banco: cuentas corrientes, domiciliación de recibos, nóminas, banca por internet, entre otros, y permite cómodamente a cualquiera trasladarse de entidad."

"Aconsejo entrar en la web, abrir una cuenta y hacerse socio o socia, porque será desde la ciudadanía, principalmente, desde donde podremos transformar la realidad".

Las grandes diferencias de estas entidades éticas con respecto a las entidades bancarias convencionales son su transparencia radical sobre cada céntimo ingresado en las cuentas y saber, como indica García-Prieto, que el dinero posee un impacto favorable mientras esté depositado, o a través de los intereses que se pagan por el préstamo o servicio.

"Nos comprometemos con una economía al servicio de la gente y del planeta –explica el responsable de Triodos–, un desafío que compartimos con los clientes y que da sentido a nuestra actividad."

"Como agente social, buscamos facilitar productos y servicios que permitan a las personas y organizaciones comprometidas usar el dinero como una herramienta de transformación social. Cada vez más esperan que lo usemos adecuadamente y se suman a nuestro objetivo de cambiar las finanzas para apoyar un cambio".

En esta idea coincide con Sasia: "La ventaja principal de las entidades éticas es que son una herramienta potente de transformación social y permiten a la ciudadanía opciones de consumo responsable. El dinero que se nos confía contribuye a un mundo mejor. Lo digo con humildad y modestia, pero con el fuerte convencimiento de que es realmente así".

Cámbiate a la banca ética en 4 pasos

  1. Abre la cuenta bancaria en una de las dos únicas entidades éticas que poseen estatus bancario: Triodos y Fiare. Se puede hacer en persona en sus sucursales, o a través de sus webs, por teléfono o vía postal.
  2. Traspasa dinero poco a poco, sin agobios y en la medida de tu disponibilidad de tiempo y circunstancias: primero la nómina (para que comience a haber ingresos en tu nueva cuenta), luego las domicializaciones (que se podrán ir sufragando con el dinero de la nómina), y por último traslada los fondos que queden en tu cuenta antigua.
  3. Una vez hayas cambiado todo, cancela tu cuenta en la entidad convencional y las tarjetas vinculadas a ella para evitar cobros de comisiones o descubiertos.
  4. Puedes operar con la cuenta de tu entidad ética por internet o telefónicamente, como en la banca convencional, solo que con ella tendrás la tranquilidad y seguridad de que tu dinero ayuda a construir un planeta más sostenible para todos sus habitantes y una economía real no especulativa.

Etiquetas:  Sostenibilidad Ecológico

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?