andayón

Posada biopasiva

El reposo del Andayón: una casa rural biosostenible

Katrine Duerinckx ha levantado al pie del Camino de Santiago, en Asturias, una casa biosostenible en todos sus detalles que ofrece más que reposo al andayón (al caminante).

Katrine Duerinckx

Katrine Duerinckx es francesa de origen belga, pero lleva casi cuarenta años en España. Primero afincada en la Manga del Mar Menor (Murcia), hasta que, harta de vivir rodeada de hormigón, encontró Cuerres. Después de dirigir negocios de ocio y hostelería, levantó en esta aldea asturiana la que está considerada la mayor casa biopasiva de madera construida en España.

"Mi historia comienza en agosto de 2014 con el Camino de Santiago. Lo empecé en Cantabria y cuando llegué a la aldea de Cuerres, en Asturias, me detuve en un "prao" al borde del Camino y me enamoré de la paz del lugar, de aquellas vistas. Mi imaginación voló..."

"Hoy, pocos años después, puedo decir: "Bienvenidos a nuestro remanso de serenidad"."Una casa rural de madera finlandesa protegida, libre de contaminantes y tóxicos para las personas y el medio ambiente, con espacio para acoger visitantes y peregrinos del Camino de Santiago que buscan "emocionarse con lo auténtico".

Un espacio donde todo se integra, todo fluye, todo se comunica

Está situada en el oriente de Asturias, entre Ribadesella y Llanes, un entorno privilegiado a un paso de los bufones (orificios al borde de acantilados) de Pría y de la playa de Guadamía.

Un lugar en armonía con la naturaleza que la rodea, donde los espacios se abren para dar paso a la luz natural y donde el olor a madera impregna y evoca sensaciones de hogar, donde todo fluye, todo se integra.

Una casa que respira

Es una construcción sostenible y bioclimática (biopasiva), con una demanda energética casi nula y eficiente. Se consigue una temperatura estable casi todo el año, con una humedad del 48/52%, inimaginable en Asturias.

El aislamiento se ha hecho con paneles de fibra de madera prensada de máxima certificación energética (AAA), una lámina anticondensación y transpirable para que la casa, aun siendo estanca, pueda respirar y se evite cualquier fuga de aire.

El aire interior se renueva constantemente con un sistema de ventilación de doble flujo y recuperación de calor: el aire viciado se extrae por los cuartos húmedos (cocinas, baños…) y sale al exterior caliente (20/22 ˚C).

Cerrando el ciclo del agua

Para cocinar, beber, lavar las frutas y verduras o hacer el café se utiliza agua de la red, pero filtrada por ósmosis inversa. La casa cuenta, además, con un drenaje a su alrededor para recuperar las aguas fluviales (7.000 litros).

Todas las aguas residuales van a parar a una biodepuradora, un deposito con bacterias que se encargan de disolver las materias orgánicas sólidas y después siguen filtrándose en unos depósitos con gravilla y plantas acuáticas/humedales, hasta llegar al riachuelo que atraviesa la parcela. ¡Estamos cerrando el círculo!

Ecología que envuelve

La climatización (las pocas veces que hace falta) y el agua caliente sanitaria se obtienen con una caldera de biomasa de pellets. Y en todos los acabados de la casa se ha aplicado el criterio ecológico: las pinturas son de pigmentos naturales, minerales y vegetales; algunas paredes son de piedra caliza... La madera utilizada cuenta con el certificado FSC.

La instalación eléctrica es biocompatible y se hizo especial hincapié en el cuidado de las ondas electromagnéticas, sin microondas, restringiendo el uso de wifi, alejando los enchufes de las cabeceras de las camas, evitando que los cables pasen por detrás de las camas y sofás...

Cocina saludable y en armonía con el entorno

Los productos de limpieza son ecológicos, y hacemos compost para el jardín y el huerto. En el exterior hemos aplicado criterios de permacultura, con diferentes ecosistemas como el río y su estanque, una zona mediterránea, un bosque comestible, plantación de frutales, arbustos (frutos rojos y bayas rojas) y plantas rastreras….

Nuestro compromiso es cuidar la vida del planeta y la nuestra. Por eso ofrecemos una cocina casera saludable y sabrosa, con menús vegetarianos temáticos que dan la vuelta al mundo para satisfacer nuestra sensibilidad gustativa y curiosidad.

Los platos se elaboran con productos del huerto o de cercanía (slow food), cocinados en una batería de titanio, material único que no desprende sustancias tóxicas y no altera el sabor de los alimentos.

www.reposodelandayon.com

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?