Restaurante Sopa

Restaurantes vegetarianos

Restaurante Sopa: comida cercana, sana y de calidad

Ubicado en el distrito [email protected] de Barcelona, el restaurante Sopa ofrece un menú vegetariano y equilibrado a un precio popular.

Manuel Núñez

La comida vegetariana no tiene por qué ser sosa, aburrida ni cara. Esta es la filosofía del restaurante Sopa de Barcelona, de inspiración vegana y macrobiótica, situado en el distrito tecnológico y de servicios [email protected]

Su historia comenzó hace 10 años en Madrid. El diseñador Jorge Morales y Jaime Arias abrieron allí un restaurante (en la calle Nieremberg, 23, en el barrio de Prosperidad) porque no encontraban dónde comer durante la semana de acuerdo con sus convicciones dietéticas y sus gustos.

Como pasan medio año en Bali, abrieron allí dos locales (el Warung Sopa y el Warung Sopa at Garden). Luego Morales y Arias coincidieron en Barcelona con Sergi Mas, con quien inauguraron hace 5 años el Sopa de la capital catalana.

Menú vegetariano fresco y variado con postres exquisitos

Mas nos explica que su objetivo es ofrecer un menú diario al mismo precio que los restaurantes populares, pero con muchos valores añadidos.

Para ofrecer alimentos frescos, de temporada, procedentes del entorno y ecológicos en buena parte, no tienen una carta, sino un menú que cambia cada día y que les permite cocinar y vender todo lo que compran a las siete de la mañana, sin guardar prácticamente nada para el día siguiente (apenas tienen stock en almacen y solo disponen de una nevera pequeña).

Además los profesores y alumnos de dietética naturista del Instituto de Formación Profesional Roger de Llúria supervisan los menús para que resulten equilibrados, lo que representa una garantía añadida para los clientes habituales.

Plato estrella: la sopa

El plato estrella es la sopa, complementada con arroz, cuscús, quinoa o pan de espelta. Cada día se puede elegir, como primero, entre cinco sopas o varias ensaladas. El segundo plato puede ser un arroz, una pasta o una receta con legumbres, a menudo inspirada en la cocina oriental.

El día que nos acercamos al Sopa probamos una suave sopa de zanahoria con basmati, unos espaguetis al jengibre deliciosos y, de postre, un pastel de queso con mermelada exquisito. Y para beber tomamos… ¡una cerveza elaborada en el barrio, en pleno distrito tecnológico!

La respostería es uno de los puntos fuertes del restaurante. Un cocinero se dedica cada día a preparar cinco o seis pasteles y tartas artesanales, incluyendo recetas veganas, sin azúcar o sin gluten.

Las personas que busquen un tentempié pueden recurrir a la oferta de bocadillos fríos y calientes o tomar un zumo vegetal recién hecho.

Clientela diversa y seducida por las recetas veganas

Entre los 200 clientes diarios (algunos eligen la opción para llevar, sobre todo personas que reciben el menú por mail o a través de Facebook) se encuentran empleados de oficina, gente del barrio y estudiantes y profesores universitarios.

Un público diverso que en un 90% no es vegetariano, pero que ha descubierto una comida agradable y ligera.

"No nos anunciamos como restaurante vegetariano ni macrobiótico para que los clientes no entren con prejuicos. Muchos descubren que este tipo de comida está buena, les deja satisfechos y no se duermen por la tarde", nos dice Sergi.

Parte del éxito se debe seguramente a las características del local: amplio, de ambiente informal, superficies de madera natural, con plantas, grandes mesas comunitarias y paredes de cristal.

Sede de un grupo de consumo

El Sopa tiene una vocación social que se ha materializado recientemente al convertirse en el centro de operaciones de uno de los grupos de consumo organizados en www.lacolmenaquedicesi.com.

Los clientes hacen la compra online y la recogen un día a la semana, cuando los agricultores y productores la dejan en el local, momento que pueden aprovechar para charlar con ellos.

Antes o después de comer, los clientes del Sopa pueden curiosear y comprar en un rincón donde hay complementos, bisutería y alimentos ecológicos, o pueden relajarse con una sesión de yoga en la sala anexa (gestionada por www.yogaenmadiram.com).

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?