Yes Future supermercado residuo cero

Consumo zero waste

Yes Future: una apuesta por la compra sin envases

Reciclar está bien, pero no generar residuos es aún mejor. Es la filosofía de residuo cero que aplicamos en nuestro supermercado Yes Future, cien por cien a granel y con un impacto ambiental mínimo.

Olga Rodríguez y Alejandro Martínez

¿Te has preguntado cuántos embalajes de las compras se tiran al cabo de una semana en una casa? Son muchos, sin duda. Por eso decidimos crear Yes Future en Barcelona, con la idea de ofrecer la posibilidad de reducir los residuos antes de comprar. ¿Cómo? Reutilizando los envases y llenándolos de nuevo para no generar residuos innecesarios y evitar así el reciclaje posterior, más complicado e ineficiente.

Toda tu compra sin generar residuos

En Yes Future fomentamos un consumo con residuo cero y ofrecemos alimentos ecológicos comprados de manera ecológica porque nos parecía contradictorio que se cuidara tanto el producto y el medio ambiente y no se tuviera presente el continente. Decidimos, por coherencia, que todos nuestros productos estarían libres de químicos, pesticidas o aditivos que puedan dañar la salud o el medio ambiente y se venderían a granel.

Ofrecemos productos de alimentación, limpieza del hogar, higiene personal y utensilios ecológicos. Los alimentos se encuentran en contenedores o dispensadores bien protegidos y el consumidor lo tiene fácil para servirse y ver con claridad el producto que va a comprar, sin envoltorios o marcas que los escondan.

Además, fomentamos que el consumidor traiga envases de su casa, que pesamos antes de ser llenados.

También ofrecemos envases de vidrio o bolsas de celulosa reciclada y reciclable para aquellos que estén de paso o no hayan podido llevar sus envases. Siempre tenemos una alternativa para hacer la compra.

Un supermercado slow para un estilo de vida consciente

A diferencia de otros establecimientos a granel de la ciudad, en Yes Future ofrecemos una selección amplia de productos para facilitar la compra de todo lo necesario en un mismo y único espacio, sin necesidad de visitar varias tiendas. ¡Somos un pequeño supermercado cien por cien a granel!

Y como queremos que la compra sea una actividad de relax y distracción para todos frente a la frialdad habitual de las grandes superficies, hemos creado un espacio muy luminoso, claro, con transparencia de producto y acogedor; un espacio donde pasar un rato disfrutando de lo que se puede encontrar en el supermercado, sin prisas y haciendo una compra slow y consciente.

Otra diferencia es nuestra imagen gráfica, moderna, artística, atractiva y dinámica, adaptada a los nuevos tiempos y generaciones, con criterios de sostenibilidad y reivindicativa, pero siempre positiva. Además, fomentamos el transporte sostenible y disponemos de un pequeño aparcamiento de bicicletas que muchos ciclistas nos agradecen.

Trato directo con los productores

Nos centramos en comprar los productos directamente a los productores, agricultores o artesanos siempre que sea posible, porque creemos que conocer de primera mano a quienes elaboran o cultivan los productos nos ayuda a estar más en contacto con su origen y procedencia y con el proyecto que haya detrás, para de ese modo transmitirlo mucho mejor al consumidor final.

Además, saltarnos el escalón de los intermediarios ayuda en la reducción de los costes y los precios finales para el consumidor.

Trabajar con los productores y los agricultores locales o cercanos a nosotros hace que ayudemos a fomentar la economía más próxima y ayuda a los pequeños emprendedores a seguir haciendo crecer sus proyectos.

Cuando no es posible y tenemos que trabajar con intermediarios, entonces nos aseguramos de que trabajen bajo los mismos valores éticos y ambientales que nosotros, como son cooperativas de comercio justo o empresas distribuidoras con responsabilidad social y medioambiental.

Control de embalajes en toda la cadena de distribución

Desde el primer momento, les pedimos a nuestros proveedores hacernos llegar los productos en formatos grandes y reduciendo al máximo el envío de plásticos, siempre que se pueda y la normativa de seguridad alimentaria lo permita. Y si ello no es posible –por ejemplo, con las garrafas de plástico de los productos de limpieza–, los envases son devueltos para ser rellenados de nuevo.

Al fin y al cabo, es tan importante fomentar la compra con residuo cero de cara al consumidor final como nuestra compra interna a los proveedores. Además, conscientes y fieles a nuestra filosofía, la tienda se nutre de energía proveniente únicamente de fuentes renovables.

El equipo detrás de Yes Future lo forman Olga Rodríguez y Alejandro Martínez, dos amigos que se conocieron en Londres trabajando para la misma empresa.

Ambos tenían el mismo interés por la alimentación sana y ecológica y compartían preocupación por la cantidad de envases que semanal-mente acababan en los cubos de reciclaje que utilizaban.

Una buena solución, pensaron, sería recuperar la compra a granel y hacer el reciclaje antes de la compra, evitando que entren en casa envases que serán desechados. Se pusieron manos a la obra y crearon un espacio para un estilo de vida zero waste.

Yes Future se encuentra en la calle Viladomat nº 66 de Barcelona.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?