Ecología doméstica

Limpiar las manchas en los tapizados con productos caseros

Con los siguientes productos naturales y caseros podrás quitar las manchas y los olores desagradable de los tapizados de tela y de cuero. Así podrás evitar los productos químicos nocivos.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Muchas de las piezas tapizadas que hay en una casa no son desenfundables o no caben en la lavadora. A menudo limpiarlas representa un desafío y se opta por los productos químicos agresivos y potencialmente tóxicos. Sin embargo, existen opciones naturales y eficaces que se encuentran en casa.

Si usas los productos caseros adecuados, quitar manchas y eliminar olores no es ningún problema y, a diferencia de lo que sucede con muchos productos de limpieza convencionales, estas sustancias también son respetuosas con el medio ambiente.

No importa si se trata de manchas de chocolate, vino tinto, tinta de bolígrafo o las provocadas por mascotas, vale la pena probar los siguientes métodos en lugar de usar un limpiador especial para tapicería con ingredientes dudosos y caro.

Cómo eliminar las manchas de la tapicería

La regla principal que hay que tener en cuenta a la hora de eliminar manchas es que se eliminan mejor cuando aún están frescas. En muchos casos, un poco de agua y un trapo son más que suficientes para sacarlas.

Para las manchas que son más rebeldes o antiguas (como las de bolígrafos, de pinturas tipo ceras, de chocolate, de vino tinto, de sangre, de vómito, etc.), o aquellas que ya no se pueden identificar porque se han secado, el bicarbonato de sodio ha demostrado ser eficaz.

Para llevar a cabo la limpieza con bicarbonato de sodio necesitas:

  • 50-100 g de bicarbonato de sodio
  • Esponja o paño
  • Aspiradora

Antes de comenzar a limpiar, haz una prueba en un área poco visible, si el material de tapicería es adecuado para este método verás que el color permanece intacto, por el contrario si ves que el material se aclara no continúes con el resto.

El tiempo que necesitarás será de unos 30 minutos. Para limpiar tu tapicería con bicarbonato de sodio, haz lo siguiente:

  • Aplica bicarbonato de sodio. Espolvoréalo generosamente sobre las áreas sucias y trabaja suavemente con una esponja suave o un paño húmedo. No utilices una esponja que raspe, ya que podrías acabar provocando un daño en la tela.
  • Deja que el bicarbonato de sodio haga efecto. Espera a que el bicarbonato de sodio haga efecto y déjalo reposar hasta que esté completamente seco.
  • Aspira el bicarbonato de sodio sobrante. Retira el bicarbonato de sodio seco junto con la suciedad con una aspiradora. Usa un cepillo para quitar los residuos que no salgan a la primera con la aspiradora de la tela y cuando los hayas liberado, aspíralos también.

Para las manchas rebeldes, es recomendable mezclar partes iguales de bicarbonato de sodio y agua, aplicarlo en las áreas afectadas y dejar actuar por un corto tiempo. Retira la pasta húmeda con un trapo, deja secar el residuo y aspira concienzudamente.

Artículo relacionado

Limpieza

7 ideas para limpiar la casa sin productos químicos

Como eliminar los olores desagradables de la tapicería

Los olores desagradables como los causados por vómito, orina de gato o comida derramada también se pueden eliminar con bicarbonato de sodio, mezclado con un poco de agua y alcohol, y unas gotas de aceites esenciales. Esta mezcla no solo elimina el mal olor, sino que también aporta un aroma agradable que puedes elegir tu misma según tus preferencias.

Si en un momento determinado no tienes tiempo puedes espolvorear los muebles tapizados que desprendan mal olor con un poco de bicarbonato de sodio, dejarlo actuar y luego retirarlo con la aspiradora. Este método también se puede emplear para limpiar colchones.

Sofás y sillones de cuero

Las fundas de cuero también necesitan un poco de cuidado. Para aportarles lo que necesitan puedes mezclar a partes iguales aceite de coco y aceite de cártamo. Entibia la mezcla y frota las superficies de cuero hasta que ya no absorban más aceite.

Este cuidado a base de aceite consigue que cuando se produce una mancha se pueda eliminar fácilmente. Sin embargo, en determinadas circunstancias, también puede oscurecer las superficies de cuero, por lo que al igual que sucedía en el método del bicarbonato, es necesario probar el tratamiento con aceite en un área poco visible antes de aplicarlo a toda la pieza.

Si tu tapicería es de cuero artificial, bajo ningún concepto la debes engrasar, solo tienes que limpiarla con un paño húmedo, y si es necesario con una gota de lavavajillas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?