Contaminación ambiental

"Más mascarillas que medusas en el mar"

Claudina Navarro

Una parte de las mascarillas y guantes que utilizamos para protegernos durante la COVID-19 acaba en el mar y se suma a la amenaza de plástico sobre la vida marina.

Este verano nos podemos encontrar con "más mascarillas que medusas" en el mar, según las elocuentes declaraciones de Laurent Lombard, portavoz de la organización conservacionista francesa Opération Mer Propre.

Es necesario recordar que las mascarillas quirúrgicas contienen poliropileno, un plástico que puede tardar 450 millones de años en degradarse en el medio natural.

Las cantidades que han encontrado los voluntarios de la organización en algunos puntos de las costas mediterráneas de Francia no son todavía enormes, pero advierten de que en los próximos meses el problema puede ser muy grave a nivel mundial teniendo en cuenta la extensión de la pandemia.

Mascarillas y guantes se suman a todo el plástico que ya se tiraba al mar

Hay que reconocer que no estamos utilizando los medios más sostenibles para protegernos de la infección con el virus de la COVID-19.

Estamos abusando de las mascarillas y guantes de un solo uso, de las botellas de desinfectante, y también de los vasos y cubiertos de plástico que habíamos empezado a descartar.

En España, si sumamos solo las mascarillas adquiridas por el gobierno, por las comunidades autónomas, por la sanidad privada y los ciudadanos particulares, la cifra puede situarse en el entorno de los mil millones.

Todo este material acaba de una u otra manera ensuciando el entorno y especialmente los mares, que reciben ingentes cantidades de plástico que amenazan la vida marina.

Cada año llegan a los océanos 13 millones de toneladas de plástico, según una estimación de 2018 realizada por ONU Medio Ambiente. El Mediterráneo recibe anualmente 570.000 toneladas de plástico, una cantidad que WWF ha descrito como equivalente a arrojar 33.800 botellas de plástico por minuto al mar.

Estas cifras corren el riesgo de crecer sustancialmente mientras el mundo continúe enfrentándose a la pandemia de coronavirus. Para paliar el problema podemos utilizar máscaras reutilizables y lavarnos las manos a conciencia en lugar de recurrir a los guantes.

¿En qué contenedor de basura se ponen las mascarillas y los guantes?

Además es importante que gestionemos bien estos residuos. Las que llegan al mar es porque se han tirado en cualquier parte.

Mascarillas y guantes, tanto los de plástico como los de látex, deben ponerse en la bolsa de basura destinada al contenedor de rechazo o descarte (gris o verde, según el municipio.

Las botellas de plástico con líquidos desinfectantes se tiran al contenedor amarillo para envases de plástico y metal.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?