delfines

Respeto a los animales

Canadá libera a los delfines y a las ballenas

El poder legislativo de Canadá ha prohibido que se mantenga a los cetáceos en cautividad porque resulta innesario y cruel.

Claudina Navarro

Es un paso histórico. El gobierno de Canadá ha prohibido que se críen o capturen ballenas, delfines y marsopas para mantenerlos encerrados. También ha acabado con el comercio de cetáceos, ya no se podrán exportar ni importar. En Canadá, los legisladores han concedido la libertad a los mamíferos marinos.

"Hoy [10 de junio de 2019] es un gran día para los animales en Canadá", dijo la líder del Partido Verde canadiense, Elizabeth May, que impulsó la ley en el parlamento hace 4 años.

En el largo trámite del Proyecto de Ley S-203, conocido como "Liberad a Willy", en referencia a la película de Simon Wincer, los parlamentarios escucharon como los científicos explicaban que resultaba crítico poner fin a la cautividad de los cetáceos, cuyo caso no es comparable al de los animales domesticados por la ganadería, según May.

Son animales inteligentes que necesitan el mar abierto

Los cetáceos son animales inteligentes y sociales, que necesitan el mar, necesitan espacio y comunicarse a través de sonidos que recorren largas distancias. Estas son algunas de las razones por las que su cautiverio innecesario resulta especialmente cruel.

"Nuestro país ya no acepta que animales inteligentes y sensibles sean encerrados en pequeños tanques para el entretenimiento de las personas", ha manifestado Camille Labchuk, directora de Justicia Animal, una de las organizaciones animalistas que ha asesorado a los partamentarios canadienses para que tomaran una decisión respetuosa con los animales.

Canadá tiene actualmente solo dos instalaciones con cetáceos y podrán seguir manteniéndolos hasta su muerte. El acuario de Vancouver no ha opuesto resistencia a la Ley, sin embargo, Marineland ha ejercido toda la presión que ha podido para evitar la aprobación de la ley.

La ley permite como excepciones el encierro de ejemplares que estén enfermos o en recuperación o sean objeto de investigación para su beneficio.

La situación en España

Según el recuento de la organizacón SOSDelfines, realizado en 2015, en España había 11 delfinarios, situados en Canarias (3), Cataluña (3), la Comunidad Valenciana (2), Madrid (1), Andalucía (1) y Baleares (1). Estas instalaciones mantenían en cautividad unos 100 cetáceos, entre delfines, belugas y orcas.

Ayer mismo SOSDelfines denunció que el Oceanográfico de la ciudad de Valencia quiere importar dos nuevas belugas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?