Microorganismos alternativa natural plaguicidas

Probióticos para la tierra

Microorganismos: una alternativa a pesticidas y fertilizantes

Ingenieros agrónomos proponen mezclas de bacterias, levaduras y hongos como una eficaz alternativa natural a los pesticidas y los fertilizantes.

Luis Antonio Lázaro

Teruo Higa comenzó a investigar las propiedades y aplicaciones de los "microorganismos eficientes" en la década de 1970. En su libro Una revolución para salvar la tierra explica cómo encontró la alternativa al uso de pesticidas químicos en Okinawa en una mezcla de unas 80 bacterias, levaduras y hongos.

En aquella época los abonos químicos estaban totalmente implantados en la isla y amenazaban con destruir el equilibrio natural y milenario de la agricultura tradicional. Llevaba meses investigando con todo tipo de microorganismos para ver si podían hacer algo significativo por regenerar la tierra o apoyar el crecimiento de las plantas. Todos sus esfuerzos eran en vano.

Pero aquel día, como de costumbre, cuando iba a verter en la pila todos los cultivos microbianos que había desarrollado durante semanas, se detuvo y sintió compasión o cariño por aquellos diminutos seres. Decidió tirarlos al jardín del laboratorio, por si podían vivir allí mejor que en las alcantarillas.

Al cabo de unos días comprobó una gran mancha verde diferente del resto del césped, justo donde había tirado los microbios. ¡Eureka! Había descubierto una de las leyes fundamentales de la microbiótica: "No es la acción de un microorganismo en especial y aislado la que genera una acción benéfica en un medio, sino el campo que generan la suma todas las familias regeneradoras que pueden coexistir en un ecosistema determinado".

Microorganismos para regenerar la tierra

Habían nacido los "microorganismos eficientes", un cóctel de bacterias, levaduras, hongos y actinomicetos que activan y conservan el orden vital allá donde se posan.

La tecnología de los "microorganismos eficientes" se ha demostrado eficaz con el paso de los años en ámbitos como la regeneración de la tierra contaminada o la limpieza de cualquier hábitat humano o animal, como granjas, hospitales, casas…

En todos estos ámbitos se han convertido en un apoyo para mejorar la salud de personas, animales y ecosistemas.

Los hallazgos de Higa con sus "microorganismos eficientes" ha dado lugar a iniciativas empresariales en todo el mundo. A la marca EMRO de Higa se suman Mikroveda, Multicraft, Probiotics… En España inició recientemente su andadura la innovadora empresa Pharma Biozyme.

En Sudamérica se desarrolla otra corriente de la microbiótica ambiental: la "agricultura regenerativa". Contempla la elaboración de insumos microbiológicos por el propio agricultor, sin necesidad de depender de empresas que los vendan. Los máximos representantes son los ingenieros Jairo Restrepo (Colombia) y Nacho Simón (México), que están revolucionado la agricultura ecológica.

3 aplicaciones de la microbiótica ambiental en casa

Podemos aprovechar estos conocimientos también en casa. Algunos ejemplos de cómo se está haciendo actualmente son:

  • Supercompost: El cubo Bocashi produce un supercompost líquido que, diluido en agua, resulta un excelente abono líquido para las plantas y el huerto urbano.
  • Productos de limpieza: Con agua y determinados microorganismos se pueden elaborar productos de limpieza eficaces sin ingredientes sintéticos.
  • Higiene personal: Ciertos microorganismos pueden formar parte, incluso, de productos de higiene personal como los desodorantes.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?