chica movil

Estudio decisivo

Confirmado: las microondas de los móviles son cancerígenas

El estudio más largo y más riguroso realizado hasta la fecha ha confirmado que existe una "evidencia clara" sobre los efectos cancerígenos de la telefonía móvil.

Claudina Navarro

Era el estudio del que se esperaba una conclusión definitiva sobre si los teléfonos móviles perjudican la salud o no. Muchos esperaban buenas noticias, pero no ha sido así. Los resultados indican que existe una "evidencia clara" de la relación entre la exposición de las radiciones de la telefonía móvil y la formación de tumores cancerígenos.

La investigación fue lanzada por la administración del presidente Bill Clinton y fue llevada a cabo por el Programa Nacional de Toxicología de los Estados Unidos. Después de 10 años de trabajos, el resultado es que las ratas macho de laboratorio que estuvieron expuestos a niveles altos del tipo de radiación que se emplea en las redes de telefonía 2G y 3G desarrollaron tumores cardiacos cancerígenos.

Convivir con la tecnología sin dañar la salud

Contaminación electromagnética

Convivir con la tecnología sin dañar la salud

Hay una "evidencia clara" de la acción cancerígena de las microondas de los móviles

En este caso, los datos mostraban una "evidencia clara", que en la terminología del estudio era el nivel de certeza más alto posible. El estudio también revela "alguna evidencia" de causalidad para el desarrollo de tumores en el cerebro y en las glándulas suprarrenales.

Los autores del estudio han tomado muchas precauciones a la hora de dar a la luz los datos. Se realizaron revisiones a fondo de los datos preliminares e incluso se solicitaron opiniones ajenas al equipo investigador. Finalmente el investigador principal, John Bucher, ha asegurado que "el vínculo entre la radiación de radiofrecuencia y los tumores en ratas macho es real, y los expertos externos estuvieron de acuerdo”.

Una investigación con el aval de un gobierno

Este no es el primer estudio que encuentra una relación entre las microondas de la telefonía móvil y el cáncer. Pero sí es una investigación realizada con el aval de un gobierno, con una gran financiación –30 millones de dólares– y todos los requisitos del máximo rigor científico.

Sin embargo, los propios autores y expertos ajenos a la investigación se están apresurando a relativizar los resultados. Ahora sabemos que las microondas son cancerígenas, pero nos dicen que las condiciones a las que fueron sometidos los ratones "no se pueden comparar directamente con la exposición que los humanos experimentan con sus móviles”.

Los niveles de exposición fueron muy altos

El toxicólogo Michael Wyde, que formaba parte del equipo investigador, matizó que “las ratas y los ratones recibieron radiación en todo el cuerpo. En contraste, en las personas solo están expuestos los tejidos cerca de donde sostienen el teléfono. Además, los niveles de exposición y la duración en nuestros estudios fueron mayores que los que experimentan las personas”. Por tanto, falta por determinar los efectos sobre las personas en situaciones reales.

El estudio no valora el efecto de las redes 5G, mucho más potentes que las 3G actuales, y que están a punto de establecerse.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?