Emergencia climática

Las olas de calor serán cada vez más intensas, más largas y más frecuentes

Claudina Navarro

El climatólogo Robert Vautard advierte de que hacia 2050 llegaremos a los 50 ℃ durante las olas de calor, con consecuencias imprevisibles.

Es un tópico de conversación de ascensor. Hace un calor terrible, es el maldito cambio climático. Pero el pensamiento no nos lleva a cambiar nuestra vida para impedir el calentamieto de la atmósfera.

Puede ser que nos guste el calor o que, en realidad, no nos tomemos en serio nuestras propias palabras. En el fondo queremos convencernos de que siempre ha hecho calor en verano y de que el clima es un misterio... Si no es así, no se puede entender nuestra pasividad.

Alcanzaremos los 50 ℃ durante las olas de calor

Quizá nos hace falta escuchar voces contundentes. Como la de Greta Thunberg. O como la del climatólogo Robert Vautard, que ha afirmado en el diario Le Monde que las olas de calor en Europa pueden llegar a los 50 ºC dentro de pocos años.

Mira cómo te sientes a 43 ℃ (temperatura de hoy en Zaragoza, a 28 de junio, en el pico de una ola de calor sin precedentes en esta época del año) y piensa como te sentirás cuando estés a medio camino de la ebullición.

Robert Vautard es investigador en el Laboratorio de Ciencias Ambientales del Instituto Pierre Simon-Laplace, especializado en eventos climáticos extremos. Explica que las olas de calor se repetirán. Es fácil predecirlo porque desde hace 30 años vienen siendo cada vez más intensas, más largas y más frecuentes. Nada hace pensar que la tendencia no vaya a continuar en las próximas décadas.

Artículo relacionado

Turismo consciente

Viajar con conciencia y sin dejar "huella"

Según Vautard, cuando la temperatura media del planeta haya aumentado unos 2 ℃ hacia 2050, los veranos van a ser mucho más calurosos. A mitad de este siglo XXI, en Barcelona, Madrid, Zaragoza, Bilbao, Valencia o Sevilla, los termómetros podrán alcanzar los 50 ℃, con picos más altos en determinados lugares. Además el verano comenzará antes y terminará más tarde, abarcará desde mayo a octubre.

Calor, crisis, futuro

Estas temperaturas, combinadas con la humedad del litoral, pueden producir una sensación insoportable. Muy probablemente España dejará de ser un destino atractivo para los turistas. Así, a la emergencia climática se le sumará la crisis económica y la sospecha de que el futuro se nos escapa de las manos.

Por otra parte, el incremento de temperatura irá acompañado de problemas de salud: deshidratación, hipertermia, trastornos cardiovasculares, enfermedades respiratorias, ansiedad...

Reduce tus emisiones

A estas alturas ya te estarás preguntando qué se puede hacer para evitar este panorama. Según Vautard, la medida básica es reducir significativamente nuestras emisiones de gases que favorecen el calentamiento de la atmósfera, especialmente CO2, producido al quemar combustibles fósiles. Nada va a impedir que las temperaturas suban los próximos años, el objetivo es conseguir que cambie la tendencia para que a finales de siglo podamos contarlo.

Artículo relacionado

ganado y cambio climático

¡Puedes frenar el cambio climático con tu plato!

Piénsalo cada vez que pises el acelerador o que te subas a un avión. O cuando consumas un producto innecesario cuya producción ha representado la emsión de kilos de CO2 a la atmósfera. O cuando elijas un producto no sostenible existiendo alternativas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?