Activismo animalista

La campaña "Sentimos igual" cuestiona nuestra relación con los animales

Paula González

Las ilustraciones de Luiso García piden que reflexionemos sobre nuestras decisiones de compra para no vulnerar los derechos de los animales.

Entre el 15 y el 29 de octubre se ha podido ver en las calles de Madrid la campaña "Sentimos igual", con ilustraciones del artista Luiso García, llevada a cabo por la agencia de publicidad La Pasión de Mozart, que destina todos los años parte de su presupuesto a causas sociales. Para este 2019 han creado una campaña centrada en hacernos reflexionar sobre el trato que les damos a los otros animales.

La ciencia lo ha demostrado y la sociedad cada vez lo tiene más claro: los otros animales son nuestros compañeros de planeta y les debemos respeto, porque sienten y sufren como nosotros. En nuestras acciones del día a día, sin embargo, nos olvidamos rápidamente de ello y es fácil que nos veamos adquiriendo, casi sin darnos cuenta, un gorrito o unos guantes con un ribete de peletería o comprando un adorable cachorro, sin acordarnos de los cientos de miles que mueren abandonados en las perreras.

Una campaña animalista y creativa con impacto

La campaña "Sentimos igual" ha recurrido a ilustraciones en gran formato del artista gráfico Luiso García, que han ocupado siete soportes publicitarios digitales de varias zonas de Madrid con el objetivo de recordar a los ciudadanos las terribles condiciones de vida y muerte a las que sometemos a los animales por nuestro desaforado consumo.

El ilustrador Luiso García es conocido tanto por su talento como por el mensaje social de sus trabajos, cuyo contenido de corte político, animalista y de defensa de los derechos humanos, llega a millones de personas a través de sus exposiciones, campañas y redes sociales.

"Sentimos Igual" pretende dar un golpe de atención a aquellas personas que nos crucemos con ella por la calle, para que nos detengamos un momento a reflexionar sobre las consecuencias de nuestras decisiones de compra: "hemos buscado crear una serie de ilustraciones que a primera vista causen un fuerte impacto, haciendo que el centro de la composición sean las miradas de los animales, sus protagonistas, y creando una escena que refleje la crudeza del maltrato y explotación a que los sometemos", explica el artista.

La mirada de las víctimas

Desde su soporte, el elefante explotado en el circo, el chimpancé cautivo en un zoo, el cordero en el plato o el toro torturado hasta la muerte por diversión, nos miran de frente y nos interpelan. ¿Seremos capaces de entender su sufrimiento a través de sus ojos?

Todos los implicados en la campaña llevan muchos años haciendo activismo por los derechos de los animales. "Nosotros, a diferencia del resto de animales, sí tenemos voz. Ellos no cuentan ni siquiera, en esta sociedad, con una identidad. Son tratados como cosas, moda, juegos, deporte, arte o entretenimiento", declara Desirée Toraño, de La Pasión de Mozart, la agencia de publicidad de la que parte la idea, "sin embargo, a estas alturas ya sabemos que todos y cada uno de los animales tienen la capacidad de sentir y de vivir experiencias enriquecedoras".

Así lo ratificaron cientos de científicos en la Declaración sobre la Consciencia de Cambridge en 2012: los otros animales no solo pueden sentir, sino que son capaces de percibir su propia existencia y el mundo a su alrededor. Son conscientes de lo que les hacemos.

Hashtag #SentimosIgual

Manuel Gómez, de La Pasión de Mozart, está seguro de que las ilustraciones y los textos que las acompañan conseguirán concienciar a aquellas personas que saben que pueden marcar una gran diferencia siendo más selectivas en sus hábitos de consumo. "Animamos a todas aquellas que la vean a hacerse una foto con la misma y a usar el hashtag #sentimosigual, que nos recuerda, desde las miradas de los animales explotados, que todos estamos en el mismo barco, que todos sufrimos y disfrutamos, y que todos tenemos derecho a ser respetados".

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?