Entrevista a Pax Dettoni

"Las emociones te ayudan a ser mejor"

Eva Millet

Tres carreras y una pasión: el teatro. A partir de él ha creado un método para gestionar las emociones: su libro La inteligencia del corazón nos lo presenta.

Políglota, nacida en el Valle de Arán y ciudadana del mundo, Pax Dettoni abandonó una brillante carrera en la cooperación internacional para dedicarse a su vocación: el teatro. En 2010 fundó el Teatro de Conciencia. A través de esta disciplina explora la gestión de las emociones como llave para conocernos.

Entrevista con Pax Dettoni

¿Por qué cambió la cooperación por el teatro?
Como cooperante me di cuenta de que para cambiar el mundo hay que hacer una conquista interna: ¡la primera que tenía que cambiar era yo! Además, descubrí muchas cosas que no me habían enseñado en la escuela y quería comunicarlas. Siempre quise dedicarme al teatro, así que escogí esta vía para hacerlo.

Artículo relacionado

Quién somos realmente

¿Quiénes somos realmente detrás de la máscara?

¿Por qué el teatro? ¿Es terapéutico?
Más que terapéutico, es pedagógico. Es una muy buena forma de comunicar, porque te permite ver en una escena lo que está pasando en tu interior.

Ha trabajado en Guatemala, un país muy violento…
Sí, para prevenir la violencia entre los jóvenes hemos mezclado la educación artística, la emocional y el Teatro de Conciencia. Los jóvenes hacen sus propias obras, donde vuelcan necesidades y problemáticas. Las identifican y resuelven en escena.

¿Qué resultados ha dado?
Buenos, porque en la prevención de la violencia hay dos aspectos básicos. Primero, identificar que tengo una emoción, como la rabia, que si dejo que me gobierne, me llevará al comportamiento agresivo. Eso me hace tomar consciencia y desarrollar un yo fuerte para decir: “Siento esto, sí, pero ¡yo mando!”.

Artículo relacionado

educar sentimientos

5 pilares básicos para educar los sentimientos

¿Y el segundo aspecto?
Es la empatía: si aprendo a ponerme en la piel del otro, antes de hacerle daño me plantearé si me gustaría que me lo hicieran.

¿Qué nos hace agresivos?
El no aceptar. La frustración y el miedo. El sentirse atacado. Pero al final, creo que lo que te hace agresivo es la falta de amor, de confianza, de aceptación.

En su libro dice que conocernos es parte del trabajo de nuestra vida. ¿Por qué no lo tenemos más claro?
Descubrir cómo somos no está generalizado porque es algo incómodo. Cuando inicias un proceso de autoconocimiento y empiezas a conectar con tu yo, corres el riesgo de que no te guste. Responsabilizarte, no culpabilizar a los otros, no hacerte la víctima... Ser libre no es cómodo ni fácil.

“Cuando inicias un proceso de autoconocimiento y empiezas a conectar con tu yo, corres el riesgo de que no te guste. Ser libre no es cómodo ni fácil”

¿Deberíamos inculcar a los niños este autoconocimiento?
Es muy importante. A los niños hemos de enseñarles a conocer todo lo que habita en su interior y, sobre todo, a aceptarlo y quererse como son sin juzgarse porque pueden ser dueños de sí mismos.

¿Pero ahí no hay un peligro de criar pequeños narcisos?
No digo que no se hayan de cambiar esas cosas que no nos gustan, pero sí que hay que hacerlo desde el amor y el cariño. Es importante darles herramientas para que se superen, para que gestionen sus emociones. Para empezar: aprender a identificarlas.

Artículo relacionado

emociones-crecimiento

¡Utiliza tus emociones y crece!

¿Y hay que evitar las emociones negativas?
Hay que aprender a dominarlas, pero no reprimirlas. Eso no quiere decir que uno deje de enfadarse, por ejemplo. Lo que se tiene que conseguir es que ese enfado lo dirija uno, no que el enfado lo dirija a él. En la vida odiaremos, tendremos celos... Todo eso que nos han dicho que no está bien lo sentiremos. Así que hay que aprender a dominarlo y canalizarlo.

¿Hay emociones buenas y malas?
Las emociones son oportunidades para conocerte y pueden ayudarte a ser mejor. Para mí no hay una emoción mala. La conducta, lo que haces con esa emoción, eso es otra cosa. Y esa es la gracia de la inteligencia del corazón, que es el paso que viene después de la educación emocional: el trabajo que harás para que emociones como la rabia o el odio te visiten cada vez menos.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?