Mamás veganas

Sheila García: "No imagino una crianza sin animales cerca"

Paula González

Sheila y su pareja David son veganos, padres y fundadores de El Refugio de Sheivid, donde cuidan a más de 40 animales rescatados ante la mirada de Nannuk y, próximamente, de Savannah.

Sheila García y su pareja David son los cofundadores de El Refugio de Sheivid (de Sheila y David) en un pueblo de Cataluña donde cuidan a animales rescatados desde el 2016. Rescatan principalmente pequeños roedores, aunque no le dicen que "no" a ningún animal, sea de la especie que sea si está en apuros y necesita su ayuda.

Han rescatado más de 300 animales y ahora son también papás. Hablamos con Sheila para conocer el proyecto un poco más.

–¿A qué te dedicabas antes de fundar el Refugio de Sheivid?
–Antes de fundar el Refugio y hasta hace poco más de un año, trabajaba de teleoperadora en una compañía telefónica, por lo que se fundó en paralelo a nuestros trabajos.

–¿Cuándo y cómo te hiciste vegana? ¿Fue una decisión aceptada por tu entorno?
–Primero me hice vegetariana, hace unos 5 años. Un año después dimos el paso definitivo al veganismo. Fue una decisión compartida con mi pareja David, por lo que nos apoyamos el uno al otro. Tuvimos suerte con el resto de nuestro entorno, ya que no pusieron demasiados inconvenientes.

–¿En qué momento nace el Refugio de Sheivid?
–El refugio nace hace 4 años. Nuestra pasión de salvar vidas tenía que llegar a algún puerto, ya que no podíamos hacernos cargo de más gastos y faenas. Nuestro sueldo era íntegro para ellos (casi sigue siendo así a día de hoy, ya que es complicado recibir ayuda)

Artículo relacionado

Joaquin-Araujo

"Nos falta la ley más importante, que es el derecho de la vida a la vida"

–¿Cuántos animales viven allí? ¿Les buscáis adopción también?
–Actualmente viven con nosotros unos 40 animales. Digo “unos”, porque varía mucho, ya que entran y salen en adopción muy continuamente. La idea es dar el máximo de adopciones posibles, porque como ya he dicho, no podemos asumir gastos de todos, por lo que lo más factible es buscarles buenas familias para poder seguir rescatando. El año pasado contabilizamos unos 200 animales rescatados.

–¿Qué es lo más duro y lo más gratificante de trabajar en un santuario de animales?
–Lo mas duro, aunque cualquiera puede esperar otras palabras… es lidiar con la gente. Desde quien se deshace de ellos, hasta la gente que se cree que lo haría mejor, pero sin embargo no lo hace. Eso deprime mucho, ya que tenemos nuestra vida entregada a ellos, y que haya gente que quiera hundirte es horrible moralmente. Obviamente que mueran es también una parte horrible, pero con los años aprendes a convivir con ello y aceptarlo como una parte más del proyecto. La mejor parte es cambiar sus vidas, y ver cómo pierden el miedo y empiezan a confiar en ti. Eso te llena el alma.

–¿Cómo conseguís manteneros y financiar todas las actividades del santuario?
–Hacemos ferias, tenemos teamings (recaudaciones para causas sociales), socios y donaciones puntuales. Pero como siempre decimos… la cosa funcionará cuando los animales se autofinancien y nuestro sueldo sea para la familia. Seguro que así podríamos rescatar mas vidas.

–También eres madre vegana, ¿cómo fue la decisión de tener a Nannuk?
–Siempre habíamos querido tener hijos, y así lo hicimos. Una vez estábamos a gusto con nuestro estilo de vida, y unos valores sensatos para inculcarle, fuimos en su búsqueda. Un año y medio después Nannuk llegó a mi barriga.

"Una vez estábamos a gusto con nuestro estilo de vida, y unos valores sensatos para inculcarle, fuimos a la búsqueda de nuestro hijo"

–¿Qué tal está siendo la crianza de un niño entre tantos animales?
–No imagino una crianza sin animales cerca. Con un año y medio que esta a punto de cumplir, su mayor hobby es ayudarnos cada día con las tareas del refugio. Hay una conexión increíble con cada uno de los animales que viven con nosotros, sin diferenciar especies. Es una personita muy sensible, y no tengo duda alguna de que es por como vive.

–Ahora la familia crece, ¿encuentras facilidades por parte de los médicos y pediatras para llevar el embarazo de una forma vegana?
–Ahora se está cociendo otra personita especial para nosotros, y no podría estar más contenta. Tengo a los mismos médicos y especialistas que tuve con Nannuk, y para mi suerte, todos lo aceptaron y apoyaron. En eso hemos tenido suerte, siempre hemos topado con personas actualizadas en el veganismo.

Artículo relacionado

redes sociales

¿Conoces a las 12 'influencers' veganas con más seguidores?

–Acabáis de publicar un cuento con la editorial Diversa sobre el refugio, Un refugio para Mel. ¿Cómo ha sido esta idea? ¿Está teniendo buena acogida?
–¡Sí! Hemos publicado un cuento infantil sobre una de las conejitas del Refugio. Una manera mas de recibir algunos ingresos para ellos.. Aunque otra de las cosas que me motivaron para escribirlo fue las pocas opciones que tenían mis hijos para leer. De momento todas las familias que lo tienen en su casa están muy contentas con el resultado. Que puedan tener una pequeña parte de nosotros con ellos es algo que me llena muchísimo.

–Por último: ¿nos recomiendas una cita que te guste y tu plato de comida favorito?
–Una cita que me encanta: “Tus hijos seguirán tu ejemplo, no tus consejos”. Intento cumplirla cada día. Y mi comida favorita, me atrevería a decir que es el mango…o la sandía… o el melón! Ahora, embarazada de Savannah, creo que están siendo mis antojos.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?