Proyecto social y sostenible

El obrador de los sueños: un pan hecho con alma

Un innovador proyecto, sostenible e integrador, ofrece la posibilidad a personas en riesgo de exclusión social de convertirse en futuros panaderos y artesanos.

Hay proyectos que cautivan desde el primer momento. Uno de ellos es este, el Obrador de los Sueños, un proyecto para dar la oportunidad a personas en riesgo de exclusión social de hacerse un hueco en el oficio de la panadería y la pastelería.

Se describe como el primer obrador social, sostenible e integrador de Barcelona y el objetivo es poder dar trabajo a diferentes colectivos ofreciendo alimentos de calidad que ayudan a cumplir sueños.

Pan hecho con alma para ayudar a cumplir sueños

Desde Robingood, la empresa que impulsa este bonito proyecto y cuyo lema es ofrecer "alimentos con alma", son conscientes de que son los consumidores quienes tienen el poder de cambiar el mundo, decidiendo qué compran y dónde lo compran. Por eso piden financiación a través de Goteo para poder hacer posible tanto este sueño como los sueños de quienes lleguen a trabajar en el obrador.

Los primeros en hacerlo serán un grupo de emprendedores y emprendedoras africanos que han participado en un curso de formación en el Gremio de Flequers de Barcelona. Juli y Toni Noguera, panadero y pastelero respectivamente con más de 40 años de experiencia en el sector, serán quienes les formarán en el oficio.

Más adelante prevén también poder contratar a otras personas en riesgo de exclusión social, como personas con discapacidad, que han salido de prisión o mayores de 60 años que tienen difícil acceso al mundo laboral.

"Nuestro sueño es conseguir formar en el oficio de panadería y pastelería al máximo de personas, para que luego regresen a su país de origen o los pueblos rurales y despoblados de nuestro país y creen su propia panadería", explican sobre el proyecto. "Las personas que no sean capaces de emprender, se formarán en nuestro obrador y podrán trabajar en él; a otras les servirá de catapulta para encontrar otro trabajo."

Artículo relacionado

medidas contra despilfarro alimentario

9 medidas para acabar con el desperdicio de alimentos

Un trabajo gratificante y con futuro

Uno de los puntos fuertes del proyecto es el oficio que se aprende en sí: un trabajo en el que los resultados del esfuerzo se obtienen al cabo de 30-45 minutos, cuando el producto sale del horno.

"Para personas en riesgo de exclusión es muy gratificante cada día crear productos que luego están riquísimos", dicen los promotores del Obrador de los Sueños. "Para estás personas los retos a corto plazo son más asequibles que los retos a largo plazo. Son más felices porque se sienten útiles y les da confianza".

Además el sector de la panadería y la pastelería está en auge, lo que ofrece a estas personas una posibilidad de futuro. Tanto la demanda de productos artesanos y naturales como de productos éticamente elaborados y con un impacto social aumenta a medida que los consumidores toman conciencia de su poder para contribuir a transformar la sociedad.

Artículo relacionado

Bancos éticos por el bienestar común

Banca ética: dinero para un mundo mejor

Desde RobinGood necesitan recaudar un mínimo de 14.000 euros para poder poner en marcha el proyecto, aunque lo ideal sería llegar a los 75.000 euros, y han preparado recompensas diferentes para quienes se animen a participar en función de tu aportación.

La idea inicial era arrancar el proyecto en el mismo obrador social de RobinGood, un horno llamado La Llibreria situado la calle Aribau de Barcelona, en pleno centro de la capital catalana. Sin embargo, para poder contratar en prácticas a los primeros panaderos y pasteleros artesanos en formación se requería que la actividad se desarrollase en una fundación, lo que ha obligado a trasladar el proyecto.

Será la Fundación Crisálida, situada en la localidad oscense de Camporrells, en la franja de Cataluña con Aragón, la que acoja a los primeros emprendedores y emprendedoras africanos que quieren aprender el oficio para poder regresar a sus países y montar su propio negocio.

Artículo relacionado

consumo-eco-responsable

11 opciones para un consumo eco-responsable

Responsabilidad social y medioambiental

La empresa RobinGood elabora productos alimenticios con materias primas de calidad y apuesta por la responsabilidad social no solo a través de la contratación de personas en riesgo de exclusión social (el 51% de sus colaboradores lo son), sino que dona todos sus dividendos a fines sociales.

Además se compromete a fomentar el consumo de proximidad y sin envases de plástico, así como a luchar por reducir el desperdicio alimentario, donando los alimentos que sobren al banco de alimentos o a través de la app To Good to Go. Sus productos se envasan en bolsas libres de plástico, compostables y biodegradables.

Un proyecto que nos invita, como consumidores, a reflexionar sobre el impacto social y medioambiental de nuestros hábitos de consumo y que trabaja para avanzar hacia un mundo más equitativo y solidario.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?