Entrevista a Susie Orbach

"Las empresas hacen fortunas alimentando la insatisfacción corporal de las mujeres"

Eva Millet

Psicoterapeuta y activista feminista. Es autora, entre otros libros, de La tiranía del culto al cuerpo (Paidós).

Nacida en Inglaterra, la psicoterapeuta y activista Susie Orbach vivió en Estados Unidos, donde empezó a involucrarse en los movimientos feministas. De regreso a Londres, cofundó el Centro de Terapia de mujeres (The Women’s Therapy Centre) así como any-body.org, una web sin ánimo de lucro que intenta dar un nuevo enfoque a la representación física femenina en la sociedad actual.

Desde los años setenta ha denunciado las diferentes formas de explotación y control al que se ve sometido el cuerpo femenino, con títulos como On Eating, The Impossibility of Sex y Fat is a Feminist Issue.

En su libro, La tiranía del culto al cuerpo (Paidós), indaga en la presión por perfeccionar y diseñar nuestros cuerpos, la normalización de la cirugía estética y la obsesión por la delgadez.

- ¿Usted siempre se ha sentido bien con su apariencia?
- Tuve complejos durante la adolescencia. Imitaba a mi madre y empecé a ponerme a régimen. Eso es lo que creía que una debía hacer si quería ser sofisticada y madura. Era la época en la que la modelo Twiggy, famosa por su delgadez extrema, era el canon de belleza.

- Asegura en su libro que las madres transmiten a las hijas sus ansiedades en el campo corporal, incluso desde bebés. ¿Cómo se puede evitar esto?
- Las madres primerizas necesitan ayuda para evitar la ansiedad por recuperar la figura que tenían antes del embarazo. Naturalmente que no van a tener los cuerpos de antes, ¡pero los cuerpos posbebé también están muy bien! Deben permitirse comer lo suficiente cuando alimentan a su pequeño y permitir que él también coma lo necesario. Más adelante, es clave que las madres eviten criticar su propio aspecto físico; si lo hacen,es muy probable que sus hijos –y, en especial, las hijas– piensen que esa es la manera normal en la que las personas se relacionan con sus cuerpos.

- ¿Por qué cree que la relación entre desórdenes alimentarios y psicología suele ser conflictiva?
- La alimentación es un aspecto muy íntimo de la relación temprana entre madres e hijos, y los significados de la crianza y lo que la comida simboliza son extremadamente complejos. En consecuencia, los trastornos alimenticios suelen ser largos y difíciles de tratar y, además, los programas conductistas para tratarlos no resultan realmente efectivos a largo plazo.

Artículo relacionado

causas profundas anorexia

Las causas profundas de la anorexia: más allá de la moda y la belleza

- ¿Cómo se puede saber que la preocupación de una persona por su físico va demasiado lejos?
- ¿Sabe qué pasa? Que lo que hoy se considera “normal” resulta endemoniadamente patológico. Existe una enorme industria que engorda y engorda a costa de hacernos sentir mal con diferentes partes y características de nuestros cuerpos. Y las “necesidades” son cada vez más amplias y más tempranas: la industria de la cirugía estética, por ejemplo, tiene como mantra el empezar pronto y hacerlo a menudo; incluso en lugares como los labios vaginales. ¡Están creando la necesidad de someterse a cirugía los labios vaginales!

- ¿Por qué las mujeres tenemos más presión por ser guapas?
- No creo que se deba a la presión masculina. Es un fenómeno que las mujeres hemos internalizado históricamente debido a nuestra posición. Es una cuestión de imagen: no importa lo que hagamos, lo que importa es cómo nos ven.

- Los hombres también están empezando a sufrir esta presión por estar guapos, ¿no cree?
- Naturalmente. ¡Cómo unas empresas que amasan fortunas alimentando la insatisfacción corporal en las mujeres no iban a captar al sector masculino! - Los anuncios de productos masculinos muestran a hombres jóvenes y son muy similares a los protagonizados por las mujeres: la persona es algo a exhibir, en lugar de ser alguien que hace algo.

Artículo relacionado

presion estetica

Guapas y delgadas, mujeres controladas

- Parece que la delgadez equivale a mejores relaciones sexuales. ¿Cómo refutaría esta idea?
- Lo que yo encuentro extraño es que haya tantísima gente que no tenga relaciones pese a tener un aspecto fantástico.

- Muchos gobiernos tratan de frenar lo que califican como“ epidemia de obesidad”. Usted opina, sin embargo, que hacen alarmismo con este tema, ¿por qué?
- Porque la obesidad a secas es un blanco muy sencillo. Y la obesidad es una de las múltiples manifestaciones que existen en un desorden alimentario; las otras son menos visibles, pero no por ello menos importantes. También creo que las compañías de productos dietéticos han ido a captar a los gobiernos porque saben que pueden ganar muchísimo dinero si los ministerios dirigen a los ciudadanos en esta dirección.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?