Nuevas situaciones

9 consejos para sobrellevar mejor la incertidumbre

Mireia Darder y Sílvia Díez

Durante mucho tiempo hemos vivido de espaldas a la incertidumbre. Pero la situación desencadenada por el coronavirus nos han confrontado a ella más que nunca. Acostumbrados a planificar hasta casi el último segundo de nuestra vida, hoy es imposible saber cómo será el mañana. ¿Cómo adaptarnos a esta nueva situación?

 

 

Durante mucho tiempo hemos vivido de espaldas a la incertidumbre pero la crisis del coronavirus nos ha confrontado a ella más que nunca. La necesidad de aislarnos por nuestra salud y la paralización que conlleva tienen todos los elementos para sumirnos en el descontrol, lo que deriva en una posible traumatización como sociedad.

Acostumbrados a planificar hasta casi el último segundo de nuestra vida, hoy es imposible saber cómo será el mañana, y menos aún cómo viviremos dentro de unos meses. Y es que el control ya no está en nuestras manos, sino en la de otros que tampoco saben, porque la situación es totalmente nueva para todos. ¿Cómo afrontar esta sensación de incertidumbre?

1. Acepta que no depende todo de ti

Nuestra cultura nos ha enfocado a planificar para lograr objetivos, a conseguir metas. Pero lo cierto es que ahora nos toca aceptar que estamos en la parálisis y en el “no sé”, algo para lo que no nos han preparado.

Nuestra sociedad siempre ha valorado lo positivo, el control y “el si quieres, puedes” y ahora nos encontramos en una situación totalmente opuesta, porque realmente la vida no era así. Nos habíamos autoengañado y ahora toca aceptar esta pérdida de certeza global, sentir el dolor que conlleva y aprender a convivir con el hecho de no saber y de que, en realidad, no podemos controlarlo todo.

Artículo relacionado

adictos perfección

Adictos a la perfección o el miedo a perder el control

2. Enfrenta el miedo a enfermar

En estos últimos meses hemos sentido el miedo a enfermar nosotros o nuestros seres queridos. Esto nos ha generado una enorme incertidumbre ante algo que, en realidad, no es más que el miedo a la muerte que nos acompaña como seres humanos que somos.

Una manera de vencer este miedo es ocuparnos y hacer lo que está en nuestras manos para prevenir la enfermedad y cuidarnos.

Cuidar el sistema inmunitario con una dieta equilibrada, realizar ejercicio regularmente, dormir bien y seguir las medidas higiénicas recomendadas por los expertos... depende de nosotros.

3. Descubre versiones de ti mismo

El yo que conocíamos con sus rutinas y manera de funcionar ya no está aquí. Tanto a nivel personal, relacional y laboral las cosas han cambiado y van a seguir cambiando, por lo que debemos ser flexibles y aprender a ver como una oportunidad esta incertidumbre laboral y económica.

Para ello, vamos a tener que hacer nuevos aprendizajes y adaptarnos a la nueva situación. Reinventarnos a partir de lo que podemos dar y sabemos hacer como seres únicos que somos es el camino. Centrarnos en dar a los demás de forma altruista será seguramente lo más adecuado para esta nueva etapa.

Artículo relacionado

compartir felicidad

La importancia de compartir la felicidad

4. Atrévete a imaginar y a crear

Sin negar la realidad que estás viviendo, atrévete a imaginar todo aquello que querrás hacer cuando todo esto termine. Para construir nuevas realidades hace falta primero haberlas imaginado.

Además, visualizar los lugares que te gustaría visitar y las aventuras y sensaciones que te gustaría tener te ayudará a transitar la situación de incertidumbre en la que vivimos. Piensa en los cambios que te gustaría realizar en tu vida aprovechando lo que te ha enseñado la pandemia.

5. No te ancles en el pasado

Esta situación de aislamiento social nos puede haber conectado con recuerdos del pasado en los que nos hayamos sentido solos, debido a traumas de los cuales no siempre somos conscientes.

Esas experiencias y recuerdos del pasado pueden paralizarnos o llevarnos a hacer predicciones catastróficas.

La meditación es un buen recurso para anclarse en el presente y conectar con nosotros mismos, con todas nuestras partes, no solo con las traumatizadas.

Artículo relacionado

Lluís Nansen

"La meditación es la puerta a la verdadera felicidad"

6. Mantén la capacidad de reír

A pesar de la incertidumbre, conviene aprovechar cualquier oportunidad para reírse, jugar y celebrar. Es bueno mantener un estrecho contacto con las personas que queremos.

Sentirnos arropados por nuestra “tribu” aleja el sentimiento de desamparo propio de la incertidumbre. Además, esto alivia la sensación de amenaza y ayuda a segregar hormonas de la felicidad, justo lo contrario a lo que ocurre con la sensación de aislamiento (que nos hace segregar hormonas del estrés).

7. Apuesta por lo que te gusta

Ante la incertidumbre del vacío y del no saber qué “debemos” hacer –porque hasta ahora hemos estado marcados por la obligación más que por el placer– , apuesta por desarrollar aquellas actividades que más te agradan: escuchar música, tocar un instrumento, cocinar, realizar manualidades, crear arte (pintura, cerámica…).

Aunque no sea lo mismo que en directo, participa también en eventos culturales online: visita museos, conciertos, conferencias… Te ayudará.

Artículo relacionado

flow encuentra pasión

¡Flow! 8 pasos hacia la vida que amas

8. Sé valiente y transita el vacío

Cuando el camino se borra y sentimos que no hay horizonte, aparece el miedo al vacío. Si lo rehuimos y no lo confrontamos, no puede surgir nada nuevo. Hay que ser muy valientes para transitar el vacío pero, si lo conseguimos, llegaremos a un lugar distinto sin repetir los mismos patrones.

Cuando entramos en el vacío, muchas veces tenemos que enfrentarnos a partes de las que nos habíamos disociado. Redescubrirlas nos ayudará a adaptarnos mejor a este mundo cambiante.

9. Reconecta con tu ser esencial

Estamos centrados en el afuera por la incertidumbre de poder perderlo todo. Solo si hacemos un viaje inverso, hacia el interior, podremos conectar con todo nuestro ser esencial, aquel en el que nos sentimos completos y presentes, sin anhelos, sin juicios ni expectativas ni exigencias.

Conectar con un yo que acepta lo que somos desde la simplicidad de las cosas y del momento nos permite disfrutar de las pequeñas cosas y del milagro que supone estar vivos.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?