Somos seres únicos

Autoestima: lo que más importa es que te valores

Jorge Bucay

La mejor relación con uno mismo tiene que ver con la autovaloración, con saberse único, valioso e irreemplazable.

Autoestima no es sinónimo de quererse a uno mismo, como se suele pensar, aunque posiblemente lo incluya. La idea que sustenta está más bien relacionada con la autovaloración. La mejor relación con uno mismo es aquella que se apoya en la certeza de que cada quien es único, valioso e irreemplazable. Sí, has leído bien, irreemplazable.

Si yo no estoy, alguien ocupará mi lugar, claro; alguien realizará mi tarea, por supuesto, y quizá lo haga mejor que yo… Pero nadie hará ninguna de esas cosas exactamente como yo lo hubiera hecho –para bien y para mal–.

Por qué eres único

Nadie puede dar lo que tú das como tú lo das. Nadie puede recibir lo que tengo para ti como tú lo harías. Nadie despierta en mí el mismo sentimiento que tú… Nadie puede –y no es un tema menor– equivocarse como lo haces tú y corregir los errores de tu misma manera.

Siendo tan especial como eres, no es de extrañar que te des el lugar que te mereces en la vida y que recuerdes, como siempre digo riéndome de mis propias aseveraciones, que “Yo podría y quizá muchos otros podrían, pero tú… Tú no puedes vivir sin ti”.

Artículo relacionado

autoestima confianza exito

Actuar con confianza

Entonces, para poder pensar después en los demás, debes aprender, en contra de muchas cosas mal aprendidas, a pensar en ti adecuadamente y anticipar permanentemente lo que puedes a lo que quieres, para que tu deseo nunca quede condicionado por las cosas verdaderamente imposibles que, en general, ni siquiera son el producto de sueños propios.

Claro que la línea que separa lo saludable de lo enfermizo es muy fina y, para no cruzarla, no solo es imprescindible conocer las propias limitaciones. También habrá que cuidarse de que algunas limitaciones verdaderas de tiempos idos no sigan siendo fantaseadas como presentes y genuinas incapacidades.

Muchas ideas de “No se debe”o “No se puede” pertenecen frecuentemente a un pasado donde no era yo el dueño de mis decisiones ni tenía demasiada conciencia de mis preferencias; una época en la que aquel que yo era, en efecto, no podía, no sabía o no quería ni siquiera saber, y por eso se quedaba dependiendo del cuidado de algunos ya merced de la decisión de los otros.

Artículo relacionado

Autoestima

Hablemos de autoestima (y no olvidemos el papel del entorno)

¿Por qué no crees en tus capacidades?

Muchas veces, desde dentro y desde fuera, algunas voces intentan disuadirnos, anticipando el fracaso, incluso antes de intentar un nuevo desafío. Muchas veces, esas voces pueden más que nuestro deseo o nuestra necesidad de dar un paso arriesgado. La mejor parte de la autoestima está en la confianza que podemos desarrollar en nuestra capacidad y nuestros recursos.

La decisión de intentarlo con lo mejor de nosotros. La certeza de saber que, si fracasamos, habremos aprendido algo para la próxima vez. La tranquilidad de que, como dicen los que más saben, el resultado final favorecerá siempre a los que alguna vez alinearon su sentimiento y su pensamiento con sus acciones.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?