Bucay responde

¿Podré vivir con menos dinero? Mi marido está agobiado y se va de casa. ¿Cómo puedo dejar de quejarme?

Jorge y Demián Bucay dan respuesta a vuestras dudas y conflictos. Esta semana hablamos sobre cómo acompañar a la pareja en sus inseguridades, vivir con menos si te quedas en paro y abandonar el hábito de quejarse.

Jorge Bucay

vivir-con-menos-dinero. Cómo vivir con menos dinero

1 / 3

Cómo vivir con menos dinero

Hace un par de meses perdí el trabajo y no lo llevo nada bien. No me queda más remedio que despedirme de ciertos caprichos con los que alegraba mi existencia. Echo de menos mi anterior ritmo de vida y, aunque busco trabajo, sé que difícilmente lograré un puesto como el anterior, lo que aún me deprime más. Me gustaría aceptar mi nueva realidad con mayor serenidad, pero ¿cómo?
Carmina, Madrid

  • Estimada Carmina: Adaptarse a los cambios no siempre es fácil y es cierto que seguramente deberás dejar de lado algunos caprichos, pero el desafío consiste en encontrar otras maneras de sentirte feliz. Lo que nos gratifica no son las cosas en sí mismas sino las sensaciones que encontramos en ellas. Esto hace que casi todas las cosas sean reemplazables.
  • Por eso creemos que esta situación que atraviesas puede ser, como toda crisis, una oportunidad: la de explorar otros modos de gratificarte y de hallar alternativas que te gusten y que no requieran de tanto dinero. Si lo logras, seguramente te sentirás más liberada.
  • Vivir con menos dependencia de lo material y conectarte con otros gustos y sensibilidades, buscar otros placeres que no se satisfagan con el dinero suele ser muy gratificante.

Buena relación con ex. Mi marido está agobiado

2 / 3

Mi marido está agobiado

Tras diez años de convivencia y un hijo en común, mi pareja se ha ido de casa porque dice que necesita estar solo. Aunque lo he intentado, no lo comprendo. Dice que se siente agobiado, que tiene muchas responsabilidades. Y sí, tenemos un hijo y una hipoteca, pero estas no son más de las que en su día decidimos asumir. En realidad, siempre ha sido algo inmaduro. ¿Por qué actúa así?
Judith, Bilbao

  • Querida Judith: Deja que seamos honestos contigo para decirte que escuchamos en tu pregunta cierto tono de reproche. Si, como dices, tu pareja se ha ido de casa porque las responsabilidades le ahogan, el hecho de no poder compartirlo contigo por sentirse juzgado no le ayudará a sentir menos agobio. Probablemente sienta que el mensaje es: “no solo debes cumplir con tus obligaciones sino que, además, no puedes quejarte”.
  • Nos parece que no necesariamente lo que le sucede es un signo de inmadurez y, aun si lo fuese, ¿es que no tenemos todos aspectos en los que maduramos más tarde? El hecho de que lo que hoy le pesa no sea más que lo que un día asumisteis juntos no hace desaparecer su sensación ni le quita derecho a que se trate su dificultad con respeto.
  • Si pudieses comprenderlo y acompañarlo en esto que está atravesando, quizás él se sentiría menos solo y, por ende, menos agobiado por las responsabilidades. Intenta hacerle un espacio para que hable de sus miedos en lugar de sancionarlo por inmaduro o cobarde.

 

abandonar-queja. Abandonar la queja

3 / 3

Abandonar la queja

 Las personas que me conocen dicen que siempre me estoy quejando, que nunca estoy conforme con nada y que veo problemas donde no los hay. ¿Por qué me comporto así? ¿Qué podría hacer para cambiar?
Lidia, Baleares

  • Querida Lidia: Muchas veces estas actitudes se convierten en hábitos que repetimos sin darnos cuenta. De modo que tomar conciencia de esta situación es un excelente primer paso para comenzar a cambiar.
  • Otra cuestión fundamental es comprender que las cosas casi nunca son exactamente como las habíamos planeado; y es que los quejosos, en el fondo, somos grandes exigentes. Pero si abandonamos esta exigencia desmedida, empezaremos a ver lo que tiene de agradable la realidad, aun cuando no responda a nuestras expectativas. Se trata de aquello tan consabido de ver el lado positivo de las cosas, un ejercicio que, como cualquier otro, se aprende con la práctica.
  • Cada vez que formules una queja, haz el esfuerzo de buscar el lado positivo. Si lo haces con frecuencia y dedicación, el nuevo hábito acabará por reemplazar el antiguo y abrazarás una mirada más benévola de la vida

Envíanos tu consulta a [email protected] y la trataremos en los próximos consultorios.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?