Bucay responde

Sentir tristeza sin motivos, compartir la vida con los hijos y tener intereses distintos con tu pareja

Jorge y Demián Bucay dan respuesta a vuestras dudas y conflictos. Esta semana hablamos sobre si debemos aceptar una tristeza sin causa aparente, cómo hacer partícipe a tu pareja de lo que cuentan vuestros hijos y si se puede sostener una relación sin ambiciones compartidas.

Jorge Bucay

Estoy triste y no se porqué. Estoy triste y no sé por qué

1 / 3

Estoy triste y no sé por qué

Muchas veces siento una sensación de tristeza extraña sin razón aparente. La verdad es que no tengo problemas importantes ni conflictos con mi familia o mis amigos... pero hay días en que solo lloraría.

No me atrevo a ir al médico porque no sé qué podría explicarle y lo que no quiero es que me den pastillas. ¿Tengo que aceptar que soy así y ya está? ¿O puede responder a alguna causa oculta que no sé ver?
Elsa, Madrid

  • No creemos que debas resignarte a vivir con esa tristeza que no llegas a comprender. Puede, como dices, tratarse de algo que aún no llegas a ver del todo, aunque, en ese caso, lo más probable es que tengas algún indicio: si haces un esfuerzo de introspección, podrías al menos identificar por dónde viene el problema.
  • Emprender algunas sesiones de psicoterapia también podría serte de ayuda en ese punto. Sin embargo, es posible que no exista una causa oculta, pues no tener problemas o conflictos, como nos cuentas, no es suficiente para ser feliz ni para estar satisfecho con la propia vida.
  • Es necesario, además, tener motivaciones. ¿Hay cosas que te motivan, que te empujan? ¿Tienes deseos, anhelos, ambiciones, expectativas? Si encuentras que no tienes ningún objetivo, por pequeño que sea, es probable que la tristeza se instale en tu vida aunque no vivas situaciones conflictivas. Probablemente acabes dándote cuenta de que la situación habitual es precisamente la contraria: cuando empieces a moverte en dirección a lo que deseas, quizá empieces a tener algunos problemas. Y bienvenidos serán.

Compartir hijos. La importancia de compartir con tu pareja lo que hacen vuestros hijos

2 / 3

La importancia de compartir con tu pareja lo que hacen vuestros hijos

Estoy empezando a tener peleas con mi pareja a causa de nuestros hijos. Me echa en cara que lo dejamos al margen de muchas conversaciones, que no se entera de la mitad de las cosas que hacen (tienen 14 y 16 años). En realidad, lo que ocurre, creo, es que yo estoy mucho más tiempo en casa y hablo más con ellos. Por eso sé si han quedado con sus amigos para ir al cine, si van a volver tarde a cenar porque se quedan a ver un partido…

En parte siento que tendría que buscarle un espacio para que participara en esta intimidad, pero también creo que él tendría que demostrar interés. Me preocupa que esto complique el ambiente en casa. ¿Qué puedo hacer?
Carmen (e-mail)

  • Seguramente estás en lo cierto cuando dices que, de no hacer algún ajuste, la situación podría deteriorar la convivencia en casa. Y es lógico que estés algo preocupada, pero creemos importante decirte que tú no eres responsable de la relación entre tu pareja y vuestros hijos: es él quien debe construirla. Sin embargo, nos dices que él podría demostrar algún interés... y al mismo tiempo nos cuentas que estáis empezando a discutir por esa cuestión.
  • Nos da la impresión de que el hecho de que te comente el tema y se enoje es un signo de que sí le interesa. Creemos que, aunque esta situación no sea culpa tuya (es probable que se deba, efectivamente, a que tú estás más tiempo en casa), puedes aportar mucho a la solución del conflicto. Háblale de los proyectos de tus hijos, cuéntale en qué andan, organiza actividades que los cuatro podáis compartir. Es muy probable que, a partir de tu empujón inicial, él pueda ir generando una mayor cercanía sin necesidad de tu apuntalamiento.

Pareja con diferentes intereses. Cuando tu pareja no comparte tus intereses

3 / 3

Cuando tu pareja no comparte tus intereses

Estoy alejándome poco a poco de mi pareja. Es un hombre estupendo, pero siento que deseamos cosas diferentes en la vida.

Mientras yo no dejo de pensar en hacer cursos, planear viajes o soñar con reformar nuestra casa, él sigue con lo de siempre, con su trabajo de toda la vida y sus rutinas inalteradas. ¿Y si por él no consigo desplegar todas mis posibilidades? Nos conocemos desde los 16 años.
Leire, Castelló

  • ¿Por qué la vida rutinaria y, quizá, poco ambiciosa de tu pareja sería un motivo que te impidiera desplegar tu potencial? No creemos que una cosa conlleve necesariamente la otra. Ni tú tienes por qué abandonar tus proyectos de descubrimiento y desarrollo ni él tiene por qué anhelar cosas diferentes de las que le son cotidianas.
  • No puedes forzarlo a sumarse a tus “aventuras” si no le interesan. Puedes invitarlo, claro está, y hasta intentar seducirlo con tus propuestas... pero si aun así no se le despierta el interés, habrá que concluir que no podréis compartir algunas cosas. Viajarás sola o con amigos, harás tus cursos y reformarás partes de la casa mientras él sigue con lo suyo sin hacer demasiados cambios.
  • Esto no implica que la pareja deba disolverse; dependerá de cuánto os quede en común una vez que cada uno de vosotros esté haciendo lo que verdaderamente desea. Es posible que tú viajes y que, al volver, a él le encante escuchar las historias que tengas para contarle.
  • Aunque también es posible que, una vez regreses, ya estés pensando en un nuevo viaje o que quieras pasar diez de las catorce horas activas del día estudiando algo que te apasiona... En esos casos, lo que quedará en el espacio compartido será tan poco que la continuidad de la pareja dejará de tener sentido. Pero eso solo lo podréis saber luego. Tú haz lo tuyo y deja que él haga lo suyo. Como diría Fritz Perls, si os encontráis será maravilloso; si no, nada puede hacerse.

Envíanos tu consulta a [email protected] y la trataremos en los próximos consultorios.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?