Apego y rechazo

Sentir para aprender a sentir

El apego y el rechazo se dan cuando no somos conscientes de que lo que sentimos está dentro, no fuera.

Sergi Torres

¿Te has fijado en que cuando piensas algo desagradable de alguien, la primera que se resiente eres tú? Es una puerta para entender algo imprescindible: lo que sentimos lo decidimos nosotras mismas.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?