Bebida caliente

Pink latte de remolacha antioxidante y digestivo

Isa Gil

Esta bebida caliente te va a sorprender, tanto por su color como por su sabor. La combinación de la leche de almendras con la remolacha y la canela es pura delicia.

Este pink latte lo preparo solamente con ingredientes naturales: frutos secos, hortalizas, especias... ¡y nada más! ¡Sin azúcares añadidos! Yo lo disfruto muchísimo cuando hace frío y quiero tomar algo dulzón, pero sano, que me reconforte y además me aporte nutrientes de calidad.

La remolacha aporta ácido fólico, vitamina C, potasio y un potente antioxidante, la betanina, el pigmento que le da su característico color. La leche de almendras es rica en calcio, magnesio y vitaminas del grupo B. Y los dátiles aportan mucha energía. Son ideales para que los músculos rindan más y para reponer fuerzas después de un gran esfuerzo. Además son un gran alimento para el cerebro, ya que ayudan a incrementar la concentración.

Ingredientes para 2 personas:

  • 25 g de remolacha cruda y pelada cortada en daditos
  • 580 ml de leche de almendras
  • 2 dátiles medjoul bien jugosos
  • 1⁄4 de cucharadita de canela molida (y un poco más para espolvorear por encima)
  • 1 pizca de vainilla (opcional)

Elaboración:

  1. Si no has conseguido dátiles bien jugosos, dejalos un ratito en remojo en la leche que vas a utilizar para que se reblandezcan.
  2. Deshuesa los dátiles, ponlos en el vaso de la batidora junto con la remolacha, 500 ml de la leche de almendras, la canela y la pizca de vainilla, si la utilizas. Bátelo todo muy bien y cuélalo. Reserva.
  3. Haz una espuma con los 80 ml de leche de almendras restantes. Ponla en un cazo y caliéntala un poco. Échala en un vaso aparte y bátela con un batidor pequeño para espuma (si el latte no fuese dulce, podríamos añadir algo de endulzante, pero en este caso no es necesario). Reserva.
  4. En el mismo cazo, echa la mezcla batida y colada de la remolacha y calienta unos segundos hasta conseguir la temperatura deseada.
  5. Échala en dos tazas, añade encima la espuma de la leche de almendras y decora con canela en polvo.

Esta receta pertenece a mi libro Delicias Kitchen, donde podrás encontrar una amplia variedad de sabrosas recetas en las que los productos vegetales son los protagonistas. Si quieres empezar a cuidarte, y que tu cuerpo encuentre el equilibrio de manera natural, la clave no está en comer menos... ¡sino en comer mejor!

Artículo relacionado

tarta bizcocho zanahoria

Tarta de zanahoria vegana: fácil y saludable (con frosting de anacardo y coco)

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?