Leche de avellanas hecha en casa

Muy fáciles de hacer: basta con agua, frutos secos y una batidora. Además, puedes personalizarlas a tu gusto.

Actualizado a 8 de enero de 2020, 12:30

Puedes elaborar esta leche con otros frutos secos o semillas, como almendras, nueces, semillas de girasol, calabaza, cáñamo, sésamo… Hay muchas posibilidades.

Mézclala con frutas como fresa o piña, por ejemplo, para hacer un batido, o condiméntala con lo que quieras. Le sienta muy bien un poco de cacao o de algarroba

Consérvala en una botella de vidrio, en la nevera. Aguantará dos o tres días, y un poco más si la remueves de vez en cuando.

Si quieres actualizar tus preferencias de consentimiento haz click en el siguiente enlace