Bebidas de verano

5 deliciosas recetas de refrescos naturales caseros

Las bebidas refrescantes comerciales tienen una gran cantidad de azúcar o edulcorantes y aditivos artificiales. Preparar limonada casera es fácil y te aseguras de que contiene fruta fresca. Aquí tienes 5 recetas deliciosas.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

En los calurosos días que tenemos por delante nos gustará tomar refrescos para quitarnos el calor de encima. Los refrescos convencionales contienen desafortunadamente una gran cantidad de azúcar añadido o edulcorantes, colorantes, conservantes y otros aditivos que nadie necesita consumir.

Te ofrecemos seis sencillas recetas de deliciosas bebidas veraniegas que puedes variar, modificar y ampliar a tu gusto.

5 recetas de bebidas refrescantes caseras

1 / 5
limonada-arandanos

1 / 5

1. Refresco de arándanos y menta

El tiempo de cosecha de arándanos ya ha empezado, por tanto es el momento perfecto para una limonada casera con arándanos. Si no encuentras bayas frescas puedes usar frutas congeladas.

Ingredientes (para 500 ml de bebida):

  • 250 gramos de arándanos frescos (o congelados)
  • 1 puñado de hojas de menta
  • 100 ml de zumo de limón recién exprimido (aproximadamente de 2 a 3 limones)
  • 20 g de azúcar (o menos; si lo prefieres puedes usar otro endulzante u omitir el dulce)
  • 300 ml de agua

Elaboración:

  1. Pon los arándanos, la menta, el zumo de limón (y el azúcar) en la licuadora y tritura hasta que la mezcla esté cremosa. También puedes usar una batidora de mano.
  2. Pasa la masa por un colador de malla fina con ayuda de una espátula.
  3. Mezcla el jugo obtenido con agua. Revuelve todo vigorosamente y sirve bien frío.

Artículo relacionado

Agua con limón

Los superpoderes del agua con limón

Fotografía: Gtres/Stockfood
limonada-casera

2 / 5

2. Limonada casera

Hacer limonada es muy fácil, necesitarás lo siguiente:

Ingredientes (para 1 l de limonada):

  • 150 ml de zumo de limón recién exprimido (zumo de dos limones)
  • 1 litro de agua
  • 50 g de azúcar (o su equivalente en estevia)
  • 1 pizca de sal
  • Hojas de melissa para decorar

Elaboración:

  1. Primero pon 500 ml de agua con el azúcar y la sal en una cacerola y cocina hasta que el azúcar se haya disuelto por completo.
  2. Deja enfriar y luego vierte el zumo de limón y el resto del agua (fría).
  3. Añade las hojas de melissa y guárdala en la nevera.

Artículo relacionado

limonada coco

La bebida natural superhidratante de este verano (hazla tú mismo)

Fotografía: Gtres/Stockfood
limonada-de-fresas

3 / 5

3. Refresco de fresas y menta

Si quieres aprovechar el final de la temporada de fresas, date prisa en preparar esta limonada de fresa y menta.

Ingredientes (para 500 ml):

  • 500 g de fresas
  • 30 g de azúcar (o estevia)
  • 100 ml de agua
  • 200 ml de zumo de limón recién exprimido (aproximadamente de 3 a 4 limones)
  • 1 puñado de hojas de menta fresca

Elaboración:

  1. Pon el azúcar y el agua en una cacerola pequeña y calienta a fuego medio. Revuelve con un batidor hasta que el azúcar se haya disuelto.
  2. Cuando la mezcla empiece a hervir, retírala del fuego y déjala que se enfríe unos 10 minutos.
  3. Pon las fresas y la menta en la batidora (también es adecuada una batidora de mano) y haz puré hasta obtener una mezcla homogénea.
  4. Agrega el zumo de limón y el almíbar hasta que todo esté bien mezclado y sirve este refresco casera bien frío.

Para la alternativa sin azúcar simplemente omite el jarabe de azúcar. Tritura las fresas con la menta hasta obtener una masa homogénea, añade el zumo de limón y 100 ml de agua. Deja la limonada en la nevera, luego puedes servirla (con cubitos de hielo).

Artículo relacionado

BEBIDA 3

7 bebidas depurativas y alcalinizantes

Fotografía: Gtres/Stockfood
limonada-de-remolacha

4 / 5

4. Limonada casera de remolacha

Remolacha y limonada, aunque no lo parezca, casan muy bien. El tubérculo saludable no solo es adecuado para smoothies, sino también para un delicioso refresco como este:

Ingredientes (para 500ml de limonada):

  • 100 ml de zumo de limón recién exprimido (zumo de unos 2 limones)
  • 20 g de azúcar (o menos; puedes omitirlo)
  • 1 remolacha pequeña
  • 500 ml de agua

Elaboración:

  1. Ralla finamente la remolacha.
  2. Bate en una batidora el zumo de limón, el azúcar, la remolacha y 150 ml de agua.
  3. Presiona la masa a través de un colador de malla fina, ayúdate con una espátula o el dorso de una cuchara.
  4. Ahora puedes el agua, mezclar todo bien y servir la limonada bien fría.
Fotografía: Gtres/Stockfood
limonada-de-lima

5 / 5

5. Limonada de lima y menta

La base de esta limonada es un simple jarabe de menta que luego puedes diluir en agua.

Ingredientes (para 500 ml de limonada):

  • 250 ml de agua
  • 20 g de azúcar
  • 200 ml de zumo de lima recién exprimido (unas 5 limas)
  • El zumo de un limón
  • Un puñado de menta fresca (¡preferiblemente de tu balcón!)

Elaboración:

  1. Calienta 100 ml de agua con el azúcar y las hojas de menta en una cacerola pequeña a fuego medio mientras revuelves hasta que el azúcar se haya disuelto. Deja hervir a fuego lento unos minutos más y luego deja que la mezcla se enfríe.
  2. Retira las hojas de menta del almíbar resultante. Mezcla el almíbar, el agua, la lima y el zumo de limón y guarda en el frigorífico durante al menos una hora.
  3. Revuelve vigorosamente antes de servir, puedes añadir cubitos de hielo, hojas de menta fresca y rodajas de lima para decorar.
Fotografía: Gtres/Stockfood

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?