Infusiones para digerir mejor

7 infusiones muy digestivas para el postre

Las tisanas son una manera ligera y deliciosa de poner el broche a una comida o una cena. Te proponemos siete muy digestivas que resultan fáciles de preparar.

Las infusiones, además de hidratarnos, tienen otros muchos beneficios para el organismo, variables en función de los ingredientes escogidos para su elaboración.

7 tisanas digestivas para tomar de postre

Si padeces de trastornos gastrointestinales leves o digestiones pesadas, estas siete tisanas se convertirán en un acompañamiento indispensable a tus comidas y cenas.

 

1 / 7
SALVIA

1 / 7

Salvia

Esta infusión es una manera distinta de beneficiarse de las propiedades de la salvia, una planta que, tomada antes de las comidas, estimula el apetito y, después, puede resolver una digestión complicada.

Infusión de salvia con naranja

  1. Para preparar esta maceración añade tres cucharadas de hojas de salvia y la corteza de media naranja a medio litro de agua.
  2. Déjala macerar durante una semana y fíltrala con una gasa.
  3. Conserva la tisana en una botella oscura o protegida de la luz.

No hace falta endulzarla y se puede tomar medio vasito después de cada comida.

Foto: Anna García
PASIFLORA

2 / 7

Pasiflora

Esta tisana resulta ideal para tomar después de cenar, ya que combina tres plantas de reconocidas propiedades sedantes que, a la vez, son excelentes tónicos digestivos.

Infusión con tila y manzanilla.

  1. Sumerge en medio litro de agua recién hervida dos cucharaditas de pasiflora, una cucharadita de flores de tilo y otra de manzanilla.
  2. Deja reposar cinco minutos y luego fíltrala con cuidado.
  3. Endulza con una cucharadita de miel de azahar y bébela caliente después de la cena, que se aconseja que sea más bien ligera para conciliar mejor el sueño.
Foto: Anna García
CEREZA

3 / 7

Cerezas

Una bebida afrutada que puede funcionar como un postre ligero y saludable.

Infusión con manzana y azahar:

  1. Hierve dos cucharadas de flores de naranjo en medio litro de agua unos minutos y vierte esta decocción, todavía hirviendo, en otro recipiente con 125 g de cerezas deshuesadas y otros 125 g de manzana pelada.
  2. Déjala macerar media hora, fíltrala con una gasa presionando un poco la fruta y endulza con miel.

Las cerezas son depurativas; la manzana, digestiva, y el azahar aporta un sabor muy agradable y un suave efecto relajante. 

Artículo relacionado

cerezas a plano completo

9 ideas para sacar el máximo partido a las cerezas

Foto: Anna García
ANIS ESTRELLADO

4 / 7

Anís estrellado

Tras una comida pesada nada mejor que recurrir al anís estrellado, ya que favorece la digestión, así como la eliminación de gases y la hinchazón.

Unos efectos que se completan gracias a la acción carminativa de la manzanilla, antiespasmódica del hinojo y relajante de la melisa o toronjil.

Infusión de plantas digestivas:

  1. Añade 4-5 estrellas de anís, una cucharadita de flores de manzanilla, otra de semillas de hinojo y una pizca de melisa a medio litro de agua hirviendo.
  2. Deja reposar cinco minutos y fíltralo. Para notar sus beneficios se toma una taza después de comer.
Foto: Anna García
GENCIANA

5 / 7

Genciana

Combinación perfecta para tomar en lugar del café y afrontar la tarde con energía.

La genciana ejerce un efecto tónico en el organismo y es capaz de aliviar diversos trastornos gástricos derivados de una mala digestión.

Infusión con manzanilla y limón:

  1. Hierve medio litro de agua, apaga el fuego y añade una cucharada de raíz de genciana desmenuzada, dos de flores de manzanilla y la corteza de medio limón.
  2. Tapa la infusión y deja reposar durante 30 minutos. Después fíltrala y endulza con miel o con azúcar de caña, pues la raíz de genciana tiene un sabor bastante amargo.

Artículo relacionado

romero

8 estimulantes naturales para ganar energía

Foto: Anna García
POMELO

6 / 7

Pomelo

La corteza de pomelo aporta el toque cítrico a una tisana de sabor muy refrescante en la que se combinan dos plantas digestivas y aperitivas.

Infusión con menta y salvia: 

  1. Lava bien la piel de un pomelo con un cepillito, tritúrala y viértela junto con un puñado de hojas de menta y cuatro hojas frescas de salvia en medio litro de agua recién hervida.
  2. Tápalo, deja en infusión ocho minutos y filtra el preparado.

Para contrarrestar el amargor del pomelo se pueden añadir dos gotitas de estevia, una planta sudamericana que en esta concentración endulza hasta 70 veces más que el azúcar.

Artículo relacionado

stevia

Estevia: el endulzante natural más dulce y medicinal

Foto: Anna García
PU-EHR

7 / 7

Pu-ehr

Además de un estimulante suave, el té pu-erh o rojo destaca por sus virtudes depurativas.

Mejora la digestión, activa el metabolismo hepático y refuerza el sistema inmunitario.

Infusión con clavo y canela:

  1. Vierte medio litro de agua recién hervida sobre tres cucharaditas de pu-erh, media ramita de canela, un clavo de especia y la corteza de una naranja.
  2. Con 2-3 minutos de reposo, obtendrás una bebida aromática y estimulante. Si la dejas más, adquiere un sabor terroso y la cafeína se reduce.

Puedes endulzarla con miel o jarabe de arce.

Foto: Anna García

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?