Te verde curcuma frutos rojos

Poder antioxidante

Té verde a la cúrcuma con frutos del bosque

Enfriando este té obtendrás una infusión repleta de antioxidantes ideal para tomar como bebida refrescante en lugar de cualquier refresco.

Jordi Cebrián

Esta infusión fría combina algunos de los antioxidantes más poderosos que nos ofrece la naturaleza y es una gran alternativa a los refrescos. Te aporta sabor con el dulzor natural de la fruta, sin azúcares añadidos.

El té verde y los frutos del bosque tienen, junto a sus efectos antioxidantes, una valiosa acción antiinflamatoria. Los arándanos, además, favorecen la irrigación sanguínea y previenen la formación de edemas.

La cúrcuma, un protector hepático, ayuda a controlar el colesterol y mejora la digestión, pues combate los espasmos gastrointestinales, los gases y las flatulencias.

Infusión fría antioxidante con té verde, cúrcuma y bayas

Este té es ideal para tomar frío, recién sacado de la nevera, o con un cubito de hielo. Tiene un sabor entre agridulce y amargo.

Puedes decorarlo con unas hojitas de menta.

Ingredientes para 2 tazas:

  • 20 g de té verde
  • 20 g de frambuesas frescas
  • 20 g de arándanos frescos
  • 5 g de cúrcuma
  • 500 ml de agua

Preparación (12 minutos + nevera):

  1. Calienta el agua hasta que arranque a hervir.
  2. Depositan las plantas y las frutas en el fondo de una tetera o cazo y vierte el agua caliente por encima.
  3. Tapa la tetera o el cazo y deja reposa durante unos 10 minutos. Después fíltrala.
  4. Deja enfriar la infusión y guárdala en la nevera unas 8 horas o toda la noche, para que esté bien fresquita.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?