Multivitaminas

Cazuela de arroz con ajo negro

Un arroz vegetariano muy completo con el que sorprender a tu familia y amigos. ¡Delicioso!

El arroz integral no solo es más rico en fibra que el arroz blanco, sino que además resulta mucho más nutritivo, pues conserva intactos los minerales, las vitaminas y una pequeña cantidad de grasas saludables que aporta naturalmente el arroz y que se pierden al eliminar la fibra. Esta, por otro lado, lo hace adecuado para mantener estables los niveles de azúcar en sangre y evitar así los altibajos de energía.

En esta receta el arroz integral es la base junto a una variedad de hortalizas mediterráneas que le dan muy buen sabor. El toque original lo pone el ajo negro, muy rico en antioxidantes, que combina muy bien con el pimentón y el perejil.

Ingredientes para 4 personas

  • 300 g de arroz integral
  • 250 g de brócoli
  • 1 pimiento rojo pequeño
  • 1 pimiento amarillo pequeño
  • 1 calabacín mediano
  • 1 cebolla roja
  • 4 dientes de ajo negro
  • 3 tomates
  • 1,25 litros de caldo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce molido
  • 1 manojito de perejil
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal de apio

Preparación

  1. Limpia bien los pimientos, extrae las pepitas y córtalos en dados.
  2. Trocea el brócoli en ramilletes, el calabacín a tacos y pica finamente la cebolla.
  3. Corta los tomates por la mitad y ralla la pulpa con la ayuda de un rallador grueso.
  4. En una cazuela de acero de fondo grueso, echa un poco de aceite de oliva virgen y sofríe la cebolla hasta ablandarla. A continuación, añade los dados de pimiento y cocínalo todo durante unos minutos más.
  5. Cuando el pimiento esté ligeramente hecho, incorpora el arroz integral y sofríelo un poco, mezclándolo con las hortalizas de la cazuela.
  6. Añade el tomate rallado y deja que se reduzca ligeramente.
  7. Calienta el caldo y vierte la mitad sobre el arroz. Enseguida, añade el pimentón y la sal de apio, y cocina a fuego bajo hasta que el arroz absorba todod el líquido.
  8. Cuando casi no quede líquido en la cazuela, añade el resto de caldo bien caliente, y también el calabacín y el brócoli. Mézclalo.
  9. Reparte el arroz con el caldo en 4 cazuelitas de barro, con el ajo negro cortado en rodajitas por encima. Decorarán y darán muy buen sabor.
  10. Tapa la cazuela y hornea el arroz en el horno precalentado a una temperatura de 200 °C durante unos 30 minutos, hasta que el arroz esté listo.
  11. Justo antes de servir, pica bien las hojas frescas del perejil y repártelo por encima de las cazuelitas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?