Paso a paso

Crackers enzimáticos de zanahoria

Muy crujientes, con un ligero sabor a ajo y ricos en omega 3 gracias a las semillas de lino y sésamo. La técnica es muy sencilla, pero necesitas un deshidratador

El utensilio principal que necesitas es un deshidratador, una especie de horno que extrae el agua de los alimentos a través de aire caliente. La temperatura ideal para deshidratarlos es entre 40 y 45 ºC: así conservan gran parte de sus propiedades, sobre todo las enzimas, que son la energía del alimento y facilitan el proceso de digestión.  

La masa de las crackers se hace usualmente con semillas o granos, ya sea molidos, remojados o germinados. Si los vamos a usar molidos, utilizaremos para molerlos un molinillo de café o una batidora de altas revoluciones. Si los remojamos (durante un tiempo aproximado de 4 a 12 horas), luego hay que colarlos y lavarlos.

Para preparar los germinados, remojamos los granos de la misma manera y luego los dejamos en algún colador, frasco, germinador o bolsa de tela entre 1 y 3 días, hasta que broten. Eso sí, lávalos cada día y cuando ya estén listos, antes de emplearlos.  

Luego mezclamos los granos o semillas con las frutas o verduras que elijamos para darles sabor. Y podemos añadir condimentos, aceites, algas, hojas, endulzantes… Incluso mezclar los ingredientes que queramos en las cantidades que consideremos para darles texturas a nuestro gusto. 

Cómo hacer unos deliciosos cráckers de zanahoria

1 / 4

1 / 4

Ingredientes

  • 200 g de lino dorado
  • 50 g de sésamo
  • 600 g de zanahorias
  • 1 diente de ajo
  • 60 ml de aceite de oliva (4 cucharadas soperas)
  • 1 cucharadita de sal
  • 60 ml de agua

2 / 4

Pela y ralla las zanahorias

Tritúralas junto con el ajo, el aceite, la sal y el agua hasta obtener un paté.

Recuerda que las mejores zanahorias son las ecológicas de color naranja vivo y con las hojas frescas.

3 / 4

Muele las semillas

Cada una por separado (de lino y de sésamo) con un mortero o con un molinillo de café, agrégalas a la mezcla.

Si no tienes lino dorado, puedes utilizar marrón, más fácil de encontrar, aunque, por su sabor y color, es preferible el primero.

4 / 4

Extiende la preparación

Sobre papel de horno o las hojas de los deshidratadores (con un grosor de 0,5 a 1 cm). Marca la masa con las divisiones con la forma que desees dar a los crackers.

Deshidrátalas a 42°-45°C durante 12 horas. Dales la vuelta, retira el papel y déjalas unas 4 horas más hasta que queden crocantes.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?