Bálsamo digestivo

Pad thai vivo de calabaza y vegetales

Uno de los platos más conocidos de la cocina tailandesa en versión raw que puedes hacer de forma fácil y rápida en 30 minutos.

Te traemos una receta rica, exótica y con una selección de ingredientes de lo más saludable. La cebolla es rica en antioxidantes y vitamina C, la zanahoria tiene un efecto protector frente al cáncer, el pimiento rojo previene la hipertensión y la cúrcuma reduce la acidez. Además, usamos calabaza cruda, ¡que es mucho más nutritiva!

Receta de pai thai vivo

Ingredientes:

  • 150 g de calabaza
  • 50 g de pimiento
  • 100 g de manzana
  • 50 g de cebolla morada
  • 50 g de zanahoria

Para la salsa:

  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo
  • 2 cucharadas de tahine crudo
  • Media cucharadita de sal
  • Media lima o limón en zumo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 pizca de pimienta
  • 1 diente de ajo
  • 1 guindilla
  • 1 cucharada de jengibre rallado
  • 15 almendras remojadas en agua durante 8 horas
  • 1 lima
  • Perejil
  • 1 puñado de flores secas
  • Chile al gusto

Preparación

  1. Corta la calabaza en tiras finas. (La calabaza cruda es más nutritiva)
  2. Trocea la cebolla, que es rica en antioxidantes y vitamina C, y el pimiento rojo en tiras. Tiene que quedar en juliana.
  3. Pela la zanahoria, un alimento rico en antioxidantes que protege frente al cáncer, y córtala también en juliana, formando bastoncitos del mismo grosor.
  4. Parte la manzana por la mitad, descorazónala y córtala primero a rodajas y después en tiras finitas, como el resto de los ingredientes. Reserva estos ingredientes cortados.
  5. Pon el tahine, un ingrediente imprescindible de la cocina de oriente medio en la jarra de una batidora.
  6. Añade el jengibre rallado, el ajo, la cúrcuma, el jugo de limón, un chorrito de aceite, pimienta molida, la guindilla troceada, la pizca de sal y los 100 ml de agua.
  7. Bate en la batidora hasta lograr una textura cremosa.
  8. Dispón los ingredientes previamente cortados en juliana en un cuenco.
  9. Baña las verduras con la salsa que acabas de preparar. Mezcla con un tenedor hasta que todos los ingredientes queden bien impregnados con la salsa.
  10. Ahora, trocea las almendras.
  11. Corta una lima en rodajas.
  12. Sirve las verduras que ya están bien empapadas con la salsa en un plato, formando una pequeña torre.
  13. Coloca al lado un trocito de lima.
  14. Decora por encima con un puñadito de almendras y unas flores frescas.
  15. Añade el toque picante el gusto con el chile.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?