Gluten free

Pastel de mijo con calabaza y dátiles

Anay Bueno

¿Te animas a usar el mijo en repostería? Su sabor neutro hace que pueda incluirse en todo tipo de recetas, tanto saladas como dulces.

A día de hoy, no hay tratamiento eficaz contra la celiaquía o la sensibilidad al gluten, salvo eliminar el gluten de la dieta, algo que no suele ser fácil. Te proponemos esta receta sin gluten fácil y deliciosa.

Pastel, frío o caliente, rico en nutrientes y sin gluten

El mijo proviene de África. En Europa se utilizaba hace siglos para elaborar bebidas fermentadas. Es rico en lecitina, magnesio y fósforo, una combinación magnífica para el cerebro.

El dátil presenta un elevado porcentaje de nutrientes y calorías. El 65% de su peso lo constituyen azúcares fácilmente asimilables (glucosa y fructosa), que unidos al aporte de vitamina B5 lo convierten en un preciado reconstituyente en casos de esfuerzo físico e intelectual.

Es también rico en potasio, por lo que combate la retención de líquidos. Su contenido en magnesio y triptófano hace que ayude a conciliar el sueño.

Artículo relacionado

efectos gluten cerebro

El gluten también afecta a tu cerebro

Ingredientes para 4 personas

  • 200 g de mijo
  • 600 ml de agua
  • 250 ml leche de soja
  • 300 g de coliflor
  • 1 cebolla
  • 250 g de calabaza
  • 20 g de rábanos germinados
  • 150 g de dátiles sin hueso
  • 150 g de tofu
  • 10 g de miso
  • Nuez moscada
  • Sésamo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta

Preparación (45 minutos)

  1. Pela y corta la cebolla y la coliflor en trozos pequeños. En una olla con aceite, sofríelas.
  2. Cuando empiecen a dorarse, añade el mijo y dale un par de vueltas, vierte el agua y 200 ml de leche de soja. Déjalo cocer unos 25 minutos.
  3. Cuando el mijo haya absorbido todo el líquido, añade nuez moscada al gusto, sal y pimienta y prosigue con la cocción durante unos minutos más.
  4. Pela y corta la calabaza, y sofríela en una sartén con un poco de aceite.
  5. Corta los dátiles en tiras y añádelos. Tapa la sartén para que el vapor cueza la calabaza hasta que esté blanda.
  6. Luego, pásala a un cuenco y aplástala con un tenedor.
  7. Hierve el tofu, escurre y tritura junto con el miso.
  8. Con un aro, crea capas con las diferentes mezclas y decora con germinados al gusto.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?