Buon appetito!

Penne rigatti con brécol al ajillo

Mercedes Blasco

Si te gusta la cocina italiana no puedes perderte esta receta de pasta, sabrosa y nutritiva, con brécol y ajo.

La siguiente receta, penne rigatti con brécol al ajillo, es una opción de plato de pasta ideal para quienes quieren tomarla sin aderezarla con calóricas salsas. Su aderezo, además de resultar sabroso y mucho más ligero que otras salsas tradicionales, se basa en combinar dos alimentos anticancerígenos, el aceite de oliva y el ajo.

El ajo es, además, uno de los ingredientes estrella del invierno, ya que ayuda a fortalecer nuestras defensas, es un gran protector cardiovascular y previene el envejecimiento de nuestro cerebro.

En esta receta, además, se incluye brécol, un alimento muy nutritivo que también es un gran aliado anticancerígeno, con la levadura de cerveza, un buen sustituto del queso.

Ingredientes para 4 personas

Una ración de este plato de pasta nos aporta 657 calorías, 63 g de hidratos de carbono, 24 g de proteínas y 34 g de grasas. Para no exceder estas calorías es importante no superar la cantidad de aceite de oliva indicada en la receta y respetar la ración de pasta aconsejada (350 g para 4 personas).

  • 350 g de penne rigatti o de macarrones gruesos
  • 300 g de brécol
  • 6 dientes de ajo con la piel
  • 80 g de levadura de cerveza
  • 50 g de almendras laminadas, ligeramente tostadas
  • 80 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de flor de sal

Artículo relacionado

variedad-pasta

¿Por qué necesitamos tanta variedad de pasta?

Preparación (15' de cocción + 5' de reposo)

Elaborar esta receta es muy sencillo y, sin embargo el resultado es un plato muy vistoso y sabroso. Además, es muy versátil: se puede tomar en caliente, pero funciona asimismo muy bien como plato frío.

  1. Corta el brécol en pomos pequeños y cuécelo al vapor durante 10 minutos.
  2. En otro cazo, pon el agua a hervir. Añade la pasta y déjala cocer durante 8 minutos (o lo que indique el fabricante). Escurre bien los rigattoni con un colador.
  3. En una sartén pequeña, fríe los ajos sin pelar en el aceite de oliva, hasta que queden bien crujientes.
  4. Sirve la pasta con el brécol y echa por encima el aceite frito y los ajos, las almendras y el queso parmesano laminados, y unos copos de flor de sal.

Nota: Los penne rigatti, al ser un tipo de pasta cilíndrica con estrías en su exterior, retienen mejor la salsas que los macarrones con textura lisa. Sin embargo, puedes elaborar este plato utilizando cualquier tipo de pasta que tengas a tu alcance, como los espaguetis o los tallarines. Simplememente, debes tener en cuenta que el tiempo de cocción variará según el tipo de pasta que elijas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?