Más vitamina C

3 recetas para disfrutar de la naranja sanguina

Montse Tàpia

En estas recetas con naranja aprovecharás toda su fibra y vitaminas. Si además usas la colorida naranja sanguina, obtendrás más vitamina C y antocianinas.

Seguramente habrás visto alguna vez una naranja sanguina: una variedad roja de naranja que se caracteriza por su pulpa de atractivo color borgoña. En Italia son muy populares y se toman a menudo en zumo. En las recetas quedan muy vistosas, pero además vale la pena aprovechar su temporada por su riqueza vitamínica y antioxidante.

A nivel vitamínico, la naranja sanguina contiene hasta un 40% más de vitamina C que la naranja normal. También es rica en betacaroteno, un pigmento antioxidante, que refuerza el sistema inmunitario y se transforma en vitamina A conforme el organismo la va necesitando. Pero además aporta antocianinas, el pigmento antioxidante que les da ese curioso color entre rojizo y violáceo. 

En estas recetas puedes combinar las sanguinas con cualquier otra naranja (o sustuirlas por naranja normal si ya no es temporada o no las encuentras). La cuestión es, siempre que se pueda, aprovecharlas al máximo más allá del zumo. 

1 / 3
salteado-verduras-naranja

1 / 3

Salteado de verduras con naranja

Ingredientes para 4 raciones: 

  • 8 espárragos verdes
  • 1 zanahoria
  • 2 cebolletas (si son muy tiernas)
  • 150 g de col lombarda
  • 20 g de piñones ligeramente tostados
  • 4 naranjas sanguinas
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 1 copa de jerez seco

Preparación (20' + 15' de cocción):

  1. Se preparan las verduras. Primero se cortan las cebollas, por la mitad a lo largo y luego a tiras. Las zanahorias se pelan y se cortan en bastones. A los espárragos se les retira la parte dura del tronco, se parten por la mitad y, si quedan largos, se parten de nuevo. La col se corta a tiras.
  2. En un wok se saltea la zanahoria, poco después se añade la cebolla, seguidamente la col y finalmente los espárragos. Se salpimienta y se añaden los piñones.
  3. En un cazo se calienta el jerez con el azúcar y cuando empiece a evaporarse se añade el zumo de tres naranjas; se deja hasta que espese un poco y con esta salsa se aliñan las verduras. La naranja restante se corta a rodajas, se pasa por la sartén con un poco de azúcar y mantequilla, y se emplea para decorar. 

Variante:

Se pueden usar otras verduras, como judías, tirabeques o brotes de soja, según la temporada. 

macedonia-sanguinas

2 / 3

Macedonia de naranjas sanguinas con mango

Ingredientes para 4 raciones: 

  • 6 naranjas sanguinas
  • 100 ml de agua
  • 1 mango
  • 4 racimos de grosellas
  • 1 yogur natural griego
  • 2 cucharadas de azúcar

Preparación (15' + 10' cocción): 

  1. Se pelan 5 naranjas sanguinas retirando la parte blanca y se sacan los gajos, sin la telilla que los separa. El jugo que va cayendo se recoge en un bol.
  2. Se lava la sexta naranja y se pela la piel. Esta se corta a tiras finas y se cuece, en un cazo pequeño, junto con dos cucharadas de azúcar y 100 ml de agua unos 10 minutos, hasta que quede un poco brillante. Si se queda seca, se le añade más agua.
  3. Se pela el mango, se corta a gajos o a trozos más o menos regulares y se mezcla con los gajos de naranja.
  4. Se exprime el zumo de la naranja que se ha pelado y se añade a la macedonia. Se agrega también el almíbar y se reservan las pieles para decorar.
  5. Se reparte la macedonia en copas anchas, se corona con una cucharada de yogur batido con azúcar al gusto y se termina con un racimo de grosellas
ensalada-sanguina

3 / 3

Ensalada con sanguina y pistachos

Ingredientes para 4 personas: 

  • 3 naranjas sanguinas 
  • 250 g de judías verdes
  • 6 hojas bien blancas de escarola
  • 1 cebolla morada
  • 1 tomate de ensalada
  • unas hojas de perejil

Para el aliño:

  • 40 g de pistachos verdes
  • 1 diente de ajo
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de vinagre de Módena
  • pimienta y sal

Preparación (15' + cocción 6'): 

  1. Se lavan las naranjas. Se ralla la piel de media, se reserva y el resto de naranjas se pelan retirando la capa blanca. Se sacan los gajos y se recoge en un bol el zumo que cae.
  2. Se lavan y se cortan también las verduras. Las judías, a tiras al bies; luego se escaldan 6 minutos, se enfrían y se escurren bien. La cebolla, en juliana; el perejil, picado; y el tomate, a dados. Se trocean los pistachos.
  3. El diente de ajo se tritura en la batidora con la piel de naranja rallada, el vinagre, el zumo, sal, pimienta y aceite.
  4. Se mezcla la escarola con las verduras y los pistachos, se aliña con la vinagreta y se decora con el perejil

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?