Disfruta de sus propiedades

6 recetas con todos los beneficios de la zanahoria

La zanahoria es la hortaliza con más betacaroteno o provitamina A, lo que la convierte en una gran aliada para cuidar la vista y la salud de tu piel. Disfrútala en estas deliciosas recetas.

La zanahoria aporta a todas estas recetas su riqueza en betacaroteno, un pigmento antioxidante que una vez en el organismo se transforma en vitamina A. La cocción y la presencia de alguna grasa, aunque sea en pequeñas cantidades, nos ayuda a asimilar mejor este antioxidante.

1 / 6
crema-zanahoria-teff

1 / 6

Crema de zanahoria y teff

A día de hoy, no hay tratamiento eficaz contra la celiaquía o la sensibilidad al gluten, salvo eliminar el gluten de la dieta, algo que no suele ser fácil.

Trigo, centeno, cebada, kamut, espelta y triticale (híbrido de trigo y centeno) son los cereales más comunes que contienen gluten. Pero hay otros cereales sin gluten, como el arroz, el maíz, el trigo sarraceno, la quinoa, el mijo, el amaranto o el teff.

La mayoría de estos cereales sin gluten se comercializan en su versión integral, pues descascarillarlos es un proceso complejo y poco automatizado. También suelen ser ecológicos: están libres de tóxicos. 

En esta receta la zanahoria es protagonista junto al teff, un cereal que es el sustento tradicional en Etiopía. Contiene la mayoría de los nutrientes esenciales y destaca por su aporte en hierro, zinc y manganeso. Además, su índice glucémico es muy bajo.

Ingredientes para 2 personas

  • 1 cebolla grande
  • 500 g de zanahorias
  • 100 g de teff
  • 700 ml de agua
  • 20 g de germinados variados
  • 5 g de sésamo crudo
  • Orégano
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta
  • Sal

Preparación (35')

  1. Pela la cebolla y córtala en juliana fina. Caramelízala en una olla con un buen chorro de aceite de oliva. Cuando esté lista, sala al gusto.
  2. Mientras tanto, pela las zanahorias y córtalas en trozos pequeños.
  3. Agrega las zanahorias a la olla con la cebolla, saltea ligeramente y añade el teff. Incorpora el agua y cuece hasta que el cereal se haya hinchado completamente.
  4. En este momento, retira la olla del fuego.
  5. Añade a continuación orégano al gusto y pimienta, y rectifica de sal. Por último, rocíalo con un chorro de aceite de oliva.
  6. Con la ayuda de una batidora, tritura la mezcla.
  7. Sirve la crema en boles individuales y decora por último con los germinados y el sésamo crudo por encima.

Una receta de Anay Bueno

zanahorias glaseadas

2 / 6

Zanahorias glaseadas con caldo de garbanzos y salsa de comino

En esta receta las zanahorias son las protagonistas absolutas. Haremos las zanahorias al horno y las acompañaremos de un exótico caldo  elaborado con garbanzos y una salsa de comino.

Ingredientes para 4 personas

Para el plato principal:

  • 4 zanahorias con las hojas
  • Aceite de coco

Para la salsa de comino:

  • 1 vaso de aceite vegetal
  • 2 vasos de bebida de soja
  • Zumo de 1 limón
  • Sal y pimienta
  • Comino

Para el caldo de garbanzos:

  • 100 g de garbanzos en remojo
  • 3 cebollas
  • 1 nabo
  • 2 tupinambo
  • 1 puerro, la parte verde
  • 2 patatas medianas
  • 1 zanahoria
  • 150 g de shiitakes
  • 100 g de tomate rallado
  • 2 ajos con piel
  • Tamari
  • 1 g de harissa o pasta picante
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Tiempo de preparación (20 minutos + 2h de cocción)

Para la salsa de comino:

  1. Emulsiona con la batidora fija añadiendo el zumo de limón al final.

Para el caldo:

  1. Fondea la cebolla y las verduras en mirepoix (de una en una, con piel).
  2. Añade el tomate, el tamari, la harissa y, lo último, los garbanzos.
  3. Agrega 3 litros de agua caliente y cocina 2 horas, desespumando.

Para el plato principal:

  1. Pela las zanahorias, sin quitar los tallos, y escalda 2 minutos.
  2. Cubre con papel de hornear (sulfurizado) los tallos de las zanahorias y pásalas por la plancha con aceite de coco.
  3. Sirve las zanahorias con el caldo y la salsa de comino.

Trucos para cocer los garbanzos en su punto

Para evitar las molestias flatulencias que pueden ocasionar a las personas de digestión más sensible es muy importante saber cocinar adecuadamente las legumbres. Para los garbanzos y por norma general:

  1. Dejaremos las legumbres en remojo un mínimo de 12 horas.
  2. En cada 5 litros de agua podremos 5 g de bicarbonato por cada kilo de legumbre en seco.
  3. Luego hay que escurrirlas (deshacerse del agua del remojo) y lavarlas bien.
  4. Para cocer los garbanzos el agua tiene que estar caliente al inicio de la cocción, a diferencia de cuando cocemos otras legumbres, para las que es importante partir de agua fría.
  5. Durante la cocción hay que ir desespumando y añadir la sal solo al final .
  6. Los tiempos de cocción de las legumbres varían según la que se esté utilizando. En el caso de los garbanzos, se requiere aproximadamente una hora y media.
  7. En esta receta utilizaremos el caldo, pero puedes aprovechar los garbanzos en otras recetas, por supuesto. En general, conviene acompañar las legumbres de productos fermentados o germinados, cocinarlas con alga kombu o emplear hierbas y especias carminativas como comino, hinojo, romero o anís estrellado para mejorar su digestibilidad.

Una receta de Chef Prabh

sopa-zanahoria

3 / 6

Crema de zanahoria y aguacate raw

Más rápido hacer una crema imposible. Aquí todos los ingredientes van crudos: los trituras y ya tienes la crema. La presencia de las saludables grasas del aguacate te ayudan a asimilar el betacaroteno de las zanahorias.

También puedes conseguir cremosidad (y buenas grasas) sustituyendo el aguacate por 150 g de anacardos. Ponlos en remojo cuatro horas antes para que se ablanden y se activen. 

Ingredientes para 4 personas

  • 1 aguacate maduro
  • 4 zanahorias
  • 2 ramas de apio
  • Media cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 375 ml de agua
  • 2 cucharadas de aceite oliva
  • Una pizca de sal al gusto

Preparación (10 minutos)

  1. Corta todos los vegetales a tacos.
  2. Introdúcelos junto al resto de ingredientes en el vaso de la batidora y tritúralos bien, hasta que compruebes que te queda una crema sin grumitos.

Una receta de Carla Zaplana

Compota de manzana y pera con zanahoria caramelizada

4 / 6

Compota de manzana y pera con zanahoria caramelizada

Ingredientes para 4 personas

  • 1 kg de manzanas tipo golden
  • 250 g de peras de invierno
  • 100 ml de agua
  • 30 g de sirope de agave
  • La cáscara de un limón
  • Canela en rama
  • Aceite de oliva virgen
  • 200 g de zanahorias baby

Preparación (45')

  1. Pela y quita los corazones de las manzanas y de las peras.
  2. Trocea la fruta y échala en un cazo. Añade el agua, la mitad del sirope, la piel de limón y la canela.
  3. Pon la tapa y ablanda la fruta a fuego suave. Retira la piel del limón, la canela y trocea más la fruta. Deja que cueza hasta que tenga la consistencia que deseas.
  4. Pela las zanahorias y córtalas a rodajitas bien finas. Rehógalas unos minutos en una cazuela con un fondo de aceite.
  5. Añade un poco de agua, cocínalas hasta ablandarlas y agrega el resto del sirope. Ve removiendo con cuidado unos minutos más.
  6. Sirve la compota en un cuenco o un vasito, coronada con las zanahorias glaseadas con el sirope.

Una receta de Santiago Ávalos.

Crema de zanahoria

5 / 6

Crema yogui de zanahoria y boniato con tartar de espagueti de mar y aguacate

La cocinera vegana y yogui Sonia Mengual preparó esta receta en el showcooking de Cuerpomente en BioCultura Madrid 2017. 

Esta crema fría de zanahoria y boniato con fondo de 'trinidad yóguica' y tartar de espagueti de mar y aguacate es fácil de preparar, deliciosa y fortalece la respuesta del sistema inmunitario frente a los virus de la gripe y el resfriado.

Ingredientes para el fondo para 4 personas

  • 1 cebolla en brunoise
  • 1 diente de ajo picado
  • 2 cm jengibre fresco
  • 4 zanahorias
  • 1/2 boniato
  • 4 cucharadas de leche de coco
  • Aceite de oliva virgen extra y sal

Preparación (30')

  1. Sofríe los ingredientes de la "trinidad", excepto el jengibre, con un poco de aceite hasta que la cebolla esté blanda.
  2. Añade las zanahorias y el boniato, cúbrelos con agua para cocinarlos durante diez minutos o hasta que estén al dente las zanahorias.
  3. Deja que se templen y tritúralos junto con la leche de coco, el trozo de jengibre fresco y una pizca de sal.
  4. Esta crema puede tomarse caliente o fría.

Ingredientes para el tartar

  • 1 aguacate en su punto
  • 20 g de espagueti de mar hidratados y picados
  • Aceite de oliva virgen extra, limón y sal

Preparación

  1. Machaca la pulpa del aguacate con un tenedor y rocíalos con unas gotas de limón y aceite de oliva.
  2. Cuando las algas espagueti estén bien hidratadas, pícalas e incorpóralas al aguacate. Mezcla bien hasta conseguir una consistencia para formar una quenelle (dar forma ovalada a la mezcla con ayuda de dos cucharas para presentación) y rectifica de sal.
  3. Puedes decorar este tartar con hojas de perejil frito y gelatina de frutos rojos.
timbal

6 / 6

Timbal de zanahoria, almendras y pistachos

La almendra es, entre los alimentos vegetales, una de las principales fuentes de calcio. Eso la hace un fruto seco muy recomendable para mantener la salud del sistema óseo y protegernos frente la osteoporosis, puesto que también es rica en magnesio y en fósforo.

La osteoporosis puede estar provocada por una excesiva acidificaciónde la sangre –relacionada con una dieta muy rica en carnes y productos lácteos– y, a pesar de su riqueza en grasas, la almendra tiene un efecto alcalinizante.

Ingredientes para 4 raciones

  • 500 g de zanahorias
  • 250 ml de leche de almendras
  • 70 g de agave
  • 1 cucharadita de cardamomo en polvo
  • 1 cucharadita rasa de agar-agar en polvo
  • 15 g de pistachos tostados sin sal
  • 30 g de almendras tostadas
  • Aceite de oliva virgen

Preparación (35' de cocción)

  1. Pelan, ralla y fríe las zanahorias en una cazuela con aceite de oliva unos 20 minutos.
  2. Añade 125 ml de leche de almendras, el agave y el cardamomo en polvo, y sigue cociendo, a fuego medio, durante 15 minutos más. Reserva.
  3. En un cazo echa el resto de la leche de almendras y el agar-agar. Lleva a ebullición hasta que se disuelva y vuelve a hervir 2 minutos.
  4. Vierte sobre la mezcla de zanahoria y dispón en moldes cilíndricos.
  5. Deja enfriar en el frigorífico hasta que cuajen.
  6. Desmolda y adorna con las almendras y los pistachos.

Una receta de Santiago Ávalos.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?