¡Alegría en tu plato!

Wok de germinados y col morada

Sonia Mengual

Este salteado oriental resulta de lo más nutritivo y sabroso. Un plato de verduras crujientes y lleno de color por su riqueza en antioxidantes.

Cocer las verduras en un wok es una de las formas más saludables de hacerlo. Este sistema de cocción, muy tradicional de la gastronomía oriental, nos permite cocinar evitando la sobrecocción y la pérdida de nutrientes.

En esta receta resulta especialmente importante minimizar la pérdida de nutrientes. Tanto la col lombarda como los germinados son ricos en ellos, especialmente en nutrientes antioxidantes.

En la col lombarda nos interesa preservar en la medida de los posible sus antocianinas, el pigmento antioxidante que da a sus hojas su característico color morado. En los germinados de judía mungo (a los que a veces se llama "brotes de soja"), la riqueza en vitaminas que se genera durante la germinación.

Artículo relacionado

Rollitos de calabacín rellenos de tofu y col lombarda

Rollitos de calabacín rellenos con tofu marinado y col lombarda

Recuerda que, en general, los alimentos más antioxidantes son las frutas y verduras de temporada. Al tomarlas en su mejor momento, cuando la concentración de vitaminas y minerales es mayor, satisfacen las necesidades que tiene nuestro organismo en cada estación del año.

Puedes comprar los germinados ya crecidos, procurando que sean lo más frescos posible, o germinar tú las judías mungo en casa. Las especias acentuarán el carácter oriental de la receta. Las pasas aportarán un delicioso contrapunto dulce.

Ingredientes para 4 raciones

  • 250 g de germinados de alubia mungo
  • 300 g de col lombarda o col morada
  • 70 g de ajos tiernos
  • 1 rama de apio
  • 1 cucharada de jengibre fresco
  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo
  • 1 cucharadita de pimentón
  • ½ cucharadita de comino
  • 2 cucharadas de uvas pasas
  • Aceite de oliva virgen extra, pimienta y sal

Preparación (30 minutos)

  1. Corta el apio y los ajos tiernos en trozos de medio centímetro, haciendo el corte en diagonal, y resérvalos. La col lombarda córtala en juliana. Procura que todos los cortes de las verduras tengan un tamaño parecido, para que luego se cuezan de forma homogénea en el wok.
  2. Pela y pica el jengibre.
  3. En una sartén, pon dos cucharadas de aceite de oliva y saltea los ajos tiernos junto con el jengibre picado.
  4. Seguidamente, con el fuego a intensidad media, añade las especias y mezcla bien para que se integren los aromas.
  5. Añade la col lombarda cortada en juliana, los trozos de apio, las pasas y los germinados de judía mungo. Saltéalos en el wok sin dejar de mover los ingredientes de abajo hacia arriba, poniendo el fuego medio alto, hasta que notes que la col lombarda queda al dente.
  6. Condimenta con sal y pimienta al gusto.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?