Modo depuración

3 desayunos detox para nutrirte de forma limpia

Carla Zaplana

Con el desayuno te nutres y a la vez favoreces los mecanismos naturales de limpieza que el organismo activa durante la noche.

Al despertar, tenemos ganas de orinar, notamos el aliento más fuerte y, al poco tiempo, sentimos los primeros movimientos intestinales. El cuerpo está listo para expulsar lo acumulado durante la noche y conviene cepillarse la lengua y lavarse los dientes antes de beber o comer cualquier alimento, pues allí se quedan las toxinas que eliminamos a través del aliento.

Luego, es bueno tomar un vaso de agua del tiempo o tibia para rehidratar el cuerpo, a la cual puedes añadir unas gotitas de limón o una cucharada de vinagre de manzana para darle un toque alcalino y estimular los jugos gástricos.

Los desayunos han de ser ligeros y nutritivos para mantener esa tónica depurativa. Por eso, las vitaminas, minerales, antioxidantes y ácidos grasos están presentes en los desayunos que te sugiero, pero sin ser pesados.

Después del ayuno nocturno debes cepillarte la lengua

Artículo relacionado

Desayuno zen

Haz del desayuno tu momento zen

1 / 3
ddd

1 / 3

1. Açaí bowl detox, depurativo

Bowl de fruta con açaí donde le añadimos espinacas que aportan más fibra insoluble y clorofila, la cual nos ayuda a oxigenar mejor nuestra sangre.

Ingredientes para 2 personas

  • 2 plátanos medianos
  • 6 fresas
  • 50 g de açaí en polvo
  • 1 ½ taza de leche de almendras sin azúcar
  • 1 puñado de hojas verdes (espinacas o diente de león )
  • 1 cucharada de sirope de arce (opcional)
  • Toppings: coco rallado, semillas de chía, maca, muesli, arándanos o moras y fresas

Preparación

  1. Lava las hojas verdes y las fresas. Recuerda que no conviene descartar los rabitos de las fresas a menos que estos estén pasados.
  2. A continuación, pela los plátanos.
  3. Vierte la leche de almendras en la batidora junto con las hojas verdes y bátelo durante 5 segundos.
  4. Después agrega el resto de los ingredientes y bátelos durante otros 10 segundos o hasta deshacer todos los grumos si quieres una textura más fina.
chia dorada

2 / 3

2. Pudin de chía dorado, antioxidante

El pudín de chía dorado viene cargado de fibra soluble que estimula el tránsito intestinal. Las semillas de chía aportan, además, ácidos grasos omega-3, con un efecto antiinflamatorio que se suma al de la cúrcuma, una raíz antioxidante y con propiedades anticancerígenas.

Ingredientes para 2 personas

  • ½ taza de semillas de chía
  • 2 tazas de leche de almendra sin azúcar
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de pumpkin spice (si encuentras) o puedes sustituirla por ½ de cucharadita de canela en polvo y ¼ de cucharadita de clavo molido
  • 1 cucharada de sirope de arce
  • 4 cucharadas de bayas de Goji
  • 2 cucharaditas de nibs de cacao
  • 4 hojas de menta

Preparación

  1. Combina la leche vegetal con las especias y el sirope de arce.
  2. En un recipiente, mezcla las semillas de chía con la leche vegetal especiada y deja reposar durante 8 horas o toda la noche en el refrigerador.
  3. Una vez hecho el pudin, al momento de servirlo, decóralo con las bayas de Goji, los nibs de cacao y las hojas de menta puestas por encima.
remolacha-2

3 / 3

3. Sopa de remolacha, antiinflamatoria

La tercera opción es más salada, sopa de remolacha. La remolacha contiene betalaína, un antioxidante con un alto poder antiinflamatorio que ayuda a reparar y drenar los tejidos hepáticos. Además contiene mucha fibra, lo que ayuda a mantenernos saciados.

Ingredientes para 2 personas

  • 3 remolachas medianas
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 1 puerro pequeño
  • 1 cucharadita de aceite de coco
  • 500 ml de caldo vegetal
  • una pizca de sal marina
  • 1 rebanada de pan o tostada sin gluten
  • Toppings: 1 cucharada de semillas de chía , 1 de semillas de girasol, 1 de semillas de calabaza.

Preparación

  1. Limpia la remolacha y hiérvela 20 min en una olla, a fuego lento.
  2. Limpia el resto de vegetales y pica la cebolla, pela y machaca el ajo, y corta la zanahoria a cubitos.
  3. Saltea los vegetales con el aceite de coco 10 min a fuego bajo.
  4. Pela la remolacha, pícala en cubitos y bate con el resto de vegetales y el caldo vegetal hasta que quede una crema bien cremosa.
  5. Sazona y sirve en un bol decorado con las semillas y una rebanada de pan sin gluten, tortitas…

 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?