Mermelada de moras sin azúcar

Delicioso antioxidante

Mermelada de moras sin azúcar

Tienen un alto valor antioxidante por su riqueza en flavonoides, como las antocianinas, y en ácidos orgánicos. Con ellas se elabora una mermelada deliciosa.

Mercedes Blasco

Una mermelada es una forma excelente de conservar la fruta, pero suele llevar muchísimo azúcar. Esta versión es mucho más sana, ligera y baja en calorías.

Pasear por el campo, al final del verano, y recoger unas moras de zarza es un auténtico placer para el paladar.

Y también muy saludable. Las moras o zarzamoras son muy antioxidantes y ricas en potasio y vitaminas A y C.

Receta de mermelada casera de moras

Para disfrutar de este fruto del bosque todo el año puedes elaborar una rica y nutritiva mermelada casera de moras.

Sustituye el azúcar por sirope de ágave para hacerla más saludable. También es importante que las moras estén bien maduras, cuando su dulzor es mayor.

Ingredientes

  • 1 kg de moras
  • 300 g de sirope de ágave
  • Medio limón en zumo
  • 1 cucharita rasa de pectina o de agar-agar en polvo
  • 100 ml de agua

Preparación

  1. Cuece las moras en una olla con el agua y el zumo de limón a fuego suave durante 20 minutos aproximadamente. Remueve de vez en cuando para que no se peguen al fondo, hasta que se evapore buena parte del líquido.
  2. Cuando estén muy tiernas, añade el sirope de ágave y el agar-agar y sube el fuego a fuerte para provocar un hervor más intenso.
  3. Ve retirando la espuma con una espumadera. Cuece durante unos 10 minutos más. Estará lista cuando adquiera un tono brillante y las burbujas sean grandes y hagan su característico sonido de "plop-plop".
  4. Si te gusta la mermelada suave, pasa la mezcla por el pasapurés o el colador chino para retirar las pepitas. O también puedes triturarla con la batidora.
  5. Introduce la mermelada caliente en tarros pequeños o medianos de cristal con tapas de cierre hermético, llénalos casi hasta el borde, cierra las tapas a presión y pon los botes boca abajo.
  6. Si vas a consumir la mermelada en las semanas siguientes, puedes guardar los tarros en el frigorífico una vez que estén fríos.
  7. Si quieres conseguir una larga conservación, puedes esterilizarlos al baño María.
  8. Colócalos dentro de una olla alta bien cubiertos de agua hirviendo y déjalos durante 25 minutos.
  9. Sácalos de la olla cuando ya se haya enfriado el agua.
  10. Etiqueta los botes con la fecha de envasado.

Usa tu mermelada de moras sin azúcar para preparar todo tipo de tartas o unas tostadas para el desayuno.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?